ArquitecturaHospitales GeneralesProyectos

Inicio de obra: Noviembre 2016

Fecha de finalización: Junio 2018

Apertura: Otoño de 2018

Ubicación: Avenida del Aeropuerto 17, Córdoba, Andalucía, España

Autor del Proyecto: Enero Arquitectura

Equipo: Francisco Ortega Montoliu, Jorge Sánchez Iglesias, Pablo García Gómez, José Manuel Peinado

Fuente: Enero Arquitectura

WebVer aquí

Cliente: Quirón Salud

Promotor: Ariza Directorship, S.L.

Ingeniería: Everproject Ingeniería

Consultoría: Calter Ingeniería, INTEMAC, ARQUEX, CGM Telecomunicaciones

Constructora: Unión Temporal de Empresas: Acciona Infraestructuras, S.A. y Avintia Proyectos y Construcciones, S.L.

Planos: Eduardo Navarro

Fotografías: Jorge Allende

Superficie: 23.256 m2 (18.650 m2 hospital)

Número de camas: 115

Presupuesto: 23.650.000 €

 

El encargo del diseño del nuevo hospital de Córdoba da respuesta a un programa de espacios y requerimientos técnicos y funcionales expresos que ponen de manifiesto la evolución del sector en términos de demanda de servicios, conforme a características demográficas, patrones socioeconómicos y fórmulas de gestión que operan y contribuyan a la reflexión de nuevos estándares sanitarios enmarcados en el emplazamiento donde se va a desarrollar la infraestructura.

La propuesta, busca dotar de calidad espacial las distintas áreas que completan el complejo programa funcional, tomando como premisas base la búsqueda de luz natural,  un diseño de los espacios amable, tanto para el propio paciente como para el resto de usuarios y un comportamiento energético óptimo en consonancia con su emplazamiento;  todo ello,  teniendo presente la escala humana sobre una arquitectura contemporánea y atractiva, además de una implantación sensible a la existencia en el solar de restos arqueológicos.

Los espacios libres de la parcela se han ordenado conjuntamente con la edificación, prestando especial atención a zonas ajardinadas y/o de sombra,  fundamentalmente peatonales, en continuidad visual y funcional con el sistema de urbanización en patios interiores, además de tratar los accesos a la nueva conformación favoreciendo la accesibilidad a los distintos sectores.

El diseño del edificio parte de dos premisas incuestionables con independencia de la resolución del programa inherente a un edificio de estas características:

La primera premisa es la preexistencia de previsibles restos arqueológicos en la parcela, tanto de un sector edificado de la época islámica en su parte suroccidental, sector que conviene evitar por lo que sobre el  mismo y previo sellado se programa el aparcamiento en superficie, como de una necrópolis de una época semejante; sobre esta necrópolis, una vez exhumados y documentados los restos subyacentes, se puede actuar, por lo que esta es la zona elegida para desarrollar el grueso de la intervención.

La segunda premisa parte de la existencia de un proyecto previo, a raíz del cual se realizó un estudio arqueológico reglamentario, y cuya huella no es conveniente traspasar para evitar ralentizar el inicio de las obras.

El hospital se ordena mediante dos grandes volúmenes que responden a los dos grandes paquetes programáticos que alberga un conjunto de estas características, por un lado el bloque técnico y la hospitalización, de mayor tamaño tanto en planta como en altura y por el otro el programa ambulatorio, más contenido a nivel de escala. Estos dos volúmenes se disponen según dos alineaciones distintas, el primero mantiene las alineaciones de la huella primitiva, emparejándose con el lindero Este de la finca y el segundo se gira sobre el primero marcando la alineación que ofrece el deslinde más allá del cual se disponen los previsibles restos arqueológicos del núcleo islámico.

El giro de los dos volúmenes descrito genera las dos entradas principales del edificio, por la parte delantera y orientada a sur, la entrada principal y por la parte trasera y orientada a norte, la entrada a urgencias. A nivel de urbanización el edificio mantiene un acceso de público, que ofrece posibilidad de entrada tanto al Centro Sanitario como al aparcamiento exterior y al subterráneo,  los suministros y mercancías individualizan sus accesos de los generales con una entrada directa desde la Avenida del Aeropuerto. Individualizado también se resuelve el acceso de urgencias, con circuito diferenciado propio.

Las dos piezas definidas se desarrollan interiormente de manera muy semejante, en ambos casos un patio central perfora el volumen principal para que alrededor del mismo y a la manera de un claustro se vayan disponiendo las principales funciones, consultas en una nivel en el caso de la pieza ambulatoria sobre una planta baja que resuelve el acceso, admisión, dirección, docencia y administración y habitaciones de hospitalización en el volumen principal resueltas en dos plantas por cuanto los primeros niveles (zócalo) desarrollan las funciones propias del bloque técnico (urgencias, diagnóstico, quirófanos,…).

Las dos piezas incorporan espacios sirvientes (recepciones, aseos, almacenes,…) así como núcleos verticales de comunicación (escaleras, ascensores,…) propios de manera que casi podrían funcionar de manera independiente.

En el sótano 1 se disponen todas las funciones ligadas a servicios generales y soporte asistencial (cocina, almacenes,…) bajo el contorno del volumen principal y el aparcamiento subterráneo bajo el volumen ambulatorio.

Las circulaciones interiores se plantean totalmente separadas de manera que siempre hay un lado de circulación pública y un lado de circulación interna que nunca se mezclan y que van conectando a modo de peine todas las funciones propias de un Hospital.

Formalmente el conjunto se desarrolla con una doble piel que permite aprovechar al máximo las condiciones climáticas de la zona, la piel que nos separa del interior o primera piel se resuelve a base de piezas prefabricadas tipo panel sándwich o vidrio a modo de cerramiento térmico. Estas piezas quedan fijadas a los cantos de forjado y a los montantes verticales dispuestos a tal efecto. El acabado exterior o segunda piel es una celosía metálica diseñada en base a la abstracción de un motivo islámico, que en función de su orientación y asoleamiento, se parametriza para filtrar más o menos la luz solar.

El Hospital finalizado en junio de 2018, no solo resuelve su programa de la mejor manera posible, sino que busca extraer del entorno las particularidades que ayuden, por un lado a singularizar la propuesta y por otro, a enraizarla en el lugar al que da servicio.

 

Galería de planos:

Galería de imágenes:

5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario