ArtículosArtículos destacadosDocumentaciónSmart HospitalTecnología

Fecha: 15/01/2018

Idioma: Castellano

Web: ver aquí

Autor: Carlos Álvarez, Director Áreas de Especialización en Getronics

Procedencia: AEIH, anuario 2017

 

Dentro de un edificio, existen cientos de sistemas y dispositivos, que se encargan de responder a una ingente cantidad de requerimientos técnicos, legales y asistenciales. Algunos de ellos garantizan la seguridad, otros están orientados a la climatización, a la iluminación, o a la gestión de sistemas auxiliares. Tenemos también un gran número de sistemas específicos para un uso hospitalario. El reto del Smart Building es conseguir que toda esta infraestructura trabaje de forma colaborativa, persiguiendo que el hospital sea más eficiente, sostenible y en una palabra, inteligente.

 

 

Introducción

Cuando hablamos de trabajo colaborativo entre dispositivos, nos referimos a que acciones en unos sistemas, desencadenen eventos en otros. Que la intrusión de una persona en una zona no autorizada, además de generar una alarma en el sistema de seguridad, genere acciones sobre el sistema de control de la iluminación, sobre las puertas y sobre los ascensores. Que la llegada de un helicóptero produzca que se cierren temporalmente los conductos de ventilación de los aires acondicionados que ventilan sobre el helipuerto, evitando así turbulencias durante el aterrizaje, y que el sistema gestor de los ascensores bloquee uno de ellos a pie de helipuerto.

Podemos hablar por tanto del Smart Building, como del edificio en el que hemos alineado los procesos y la tecnología, para hacer posible:

 

  1. La Interacción automática entre sistemas completamente diferentes.

 

  1. La Monitorización unificada de toda la infraestructura, visualizando en un único Portal de Control, el estado de todos los sistemas integrados (alarmas, eventos, consumos…).

 

  1. La Operación desde dicho Portal sobre la infraestructura, permitiendo que un usuario al que se le hayan dado los permisos adecuados, interaccione directamente sobre todos los sistemas integrados.

 

Base tecnológica

Para hacer posible todo este mundo de interacciones, es necesario un entendimiento profundo de los procesos del edificio, que deben quedar recogidas en un BPM(Business Process Management) y un Motor de Reglas, así como en una implementación robusta de las rutas de integración asociadas, utilizando un ESB (Enterprise Service Bus) como pieza central.

Otro punto clave es el estudio de los protocolos de comunicación de cada sistema a integrar, desarrollando el conector correspondiente.

Adicionalmente, con una base de datos NoSQL (not only SQL) registramos de forma óptima la información de eventos y alarmas de toda la infraestructura del edificio. Con esta información, tenemos una gran capacidad de análisis y de predicción.

Finalmente, un Portal web, por supuesto “responsive”, es el punto unificado de control, en el que se monitorizan y operan todas las infraestructuras integradas, con especial hincapié en la localización de los dispositivos y las alarmas sobre los planos del edificio. Si añadimos además una buena App móvil, estamos reforzando la capa de monitorización y operación, usando para ello los mismos servicios de integración que el Portal web.

Para seguir leyendo debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

Para descargarse la documentación relacionada debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

 

 

 

 

 

 

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario