AcústicaArquitecturaArtículosDocumentación

Fecha: Julio 2019
Idioma: Castellano
Procedencia: Ecophon
Web: ver aquí
Autor: Juan Negreira, Dr. Ingeniero Acústico, Concept Developer (Saint-Gobain Ecophon España); Mai-Britt Beldam, Concept Developer Healthcare Environments (Saint-Gobain Ecophon Suecia)

Está demostrado científicamente que es posible mejorar y optimizar el acondicionamiento acústico en instalaciones sanitarias cumpliendo también con las altas exigencias de higiene y mantenimiento existentes en este tipo de espacios. Consecuentemente, la mejora acústica produce también un efecto positivo en la salud y curación tanto para pacientes como para trabajadores.

Pero… ¿cómo mejorar el entorno sonoro? Además de consultar a un ingeniero acústico, se resumen a continuación cinco consejos básicos a tener en cuenta a la hora de diseñar acústicamente en hospitales:

1. Diseño [irregular] de la habitación imitando la naturaleza.    
A la hora de mejorar el confort acústico (en este caso dentro de un hospital), “solo” necesitamos imitar, entre cuatro paredes, la naturaleza y el ambiente exterior, donde nuestro sistema auditivo se ha desarrollado durante miles de años. En la naturaleza, rara vez encontramos superficies rectas, reflectantes y paralelas que hagan rebotar repetidamente las ondas sonoras a través de una estancia, produciendo así ruidos molestos.
El diseño espacial irregular es, por lo tanto, preferible en la medida de lo posible (no solo en lo referente a estancias, sino de otros detalles como por ejemplo el uso mostradores convexos que distribuyan el sonido en diferentes direcciones, estanterías, vidrios inclinados, etc.). En los pasillos largos (y comunes en hospitales), que a menudo conectan departamentos o forman parte de las salas de pacientes, la geometría de la sala permite que el sonido se propague. En ellos, no es raro que uno pueda “medio-entender” y ser parte pasiva de una conversación que tiene lugar a 15 metros de distancia, lo que aumentará los niveles de ruido generales en el hospital.
Para imitar ese ambiente natural exterior citado anteriormente, se pueden usar techos acústicos y paneles de pared absorbentes y lavables para reducir el nivel general de ruido de una habitación o enfermería y evitar la propagación de ruido en los pasillos. Impresos con motivos apropiados, como imágenes serenas de la naturaleza, también pueden potenciar una sensación de calma y seguridad en los pacientes.

2. Reducir el ruido de instalaciones
Los altos niveles de ruido en las proximidades de los pacientes son un problema constante en las habitaciones y otras estancias de los hospitales. Identifique cualquier fuente de ruido excesivo (carritos de comida, abridores automáticos de puertas, teléfonos, camas, alarmas, buscapersonas…) para tratar de reducirlas en la medida de lo posible. Si bien es esencial que ciertas alarmas se escuchen por encima del ruido de fondo, es posible establecer requisitos con respecto a los niveles de ruido al comprar dichos equipos: ¿sería viable que la alarma aumentase gradualmente en volumen al sonar?, ¿es posible en ciertos casos utilizar un sistema de alarma que no emplee señales audibles?…

Para seguir leyendo el artículo y conocer otros consejos básicos para mejorar el acondicionamiento acústico en los espacios sanitarios debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment