Fecha: 01/06/2012
Idioma: Castellano
Autor: Guillermo Romo Garrido
Procedencia: Revista Prevention World
Ubicación: España

Los hospitales han sido considerados históricamente como edificios inevacuables o difícilmente evacuables en su totalidad. Una frase célebre del novelista francés Henri Barbusse (1873-1935) “Es intentando lo imposible cómo se realiza lo posible”, nos recuerda que, aunque el objetivo principal sea el de prevenir que se origine el incendio y sino no ha sido posible, evitar su propagación, por muchas que sean las dificultades ante una evacuación total, ésta ha debido de ser planificada con anterioridad.

En los últimos años los hospitales han pasado de diseñarse y construirse comos edificios verticales de muchas plantas, a plantearse arquitectónicamente como estructuras horizontales abiertas, que permiten un crecimiento más fácil en el caso de que sea necesario incorporar nuevas instalaciones. Esto sin duda alguna mejora notablemente las posibilidades de evacuación, pues en muchos casos esta va a ser en horizontal a un sector de incendios seguro contiguo, hasta controlar el incendio y no en vertical a las plantas inferiores.

Probablemente dentro de un hospital, la unidad con mayores dificultades para una evacuación, y de la que deriva la afirmación antes comentada sobre la inevacuabilidad de un hospital, es la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Sin embargo la razón argumentada de la dificultad en la evacuación no debe utilizarse para no planificarla, ya que pese a su dificultad y a sus posibles consecuencias, si ha sido bien planificada, puede evitarse que la catástrofe sea mayor, siendo el objetivo, el de evacuar al mayor número de personas.

No obstante y como las dificultades si hay que evacuar en su totalidad un hospital, van a ser muchas, el objetivo principal debe ser el de prevenir el incendio y en caso de que se origine evitar la propagación del mismo, y esto se puede conseguir desde el diseño y construcción inicial.

Con este artículo, se pretende dar unas pinceladas sobre lo que deben ser las medidas básicas de prevención y protección contra incendios en un hospital, así como explicar los métodos existentes para realizar una evacuación controlada de pacientes, en el caso de que estas medidas de prevención y protección no hayan sido suficientes como para evitar en un primer lugar el origen del incendio, y en segundo lugar su propagación.

Antes de entrar en materia, a continuación se comenta brevemente la legislación aplicable en materia de protección contra incendios en hospitales.

LEGISLACIÓN BÁSICA

El Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, por el cual se aprueba la Norma Básica de Autoprotección (NBA) obliga a ciertas actividades a disponer de un documento técnico, asociado a la autoprotección del edificio o centro, llamado Plan de Autoprotección, que establezca el marco orgánico y funcional previsto en el edificio o centro con el objeto de prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes y dar respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencia (siendo el incendio una de estas situaciones de emergencia). Además la Norma obliga al titular de estas actividades a remitir para su aprobación el Plan de Autoprotección al organismo público competente de la CCAA.


En el Anexo I de esta Norma se recogen las actividades obligadas a disponer de este Plan de Autoprotección y dentro de las actividades sanitarias se especifica: “los Establecimientos de usos sanitarios en los que se prestan cuidados médicos en régimen de hospitalización y/o tratamiento intensivo o quirúrgico, con una disponibilidad igual o superior a 200 camas; y cualquier otro establecimiento de uso sanitario que disponga de una altura de evacuación igual o superior a 28 m, o de una ocupación igual o superior a 2.000 personas”.

Este documento en un hospital, además de establecer los medios humanos y técnicos de que dispone para hacer frente a un incendio, deberá tratar en profundidad las normas de evacuación y los métodos de traslado de pacientes debido a la particularidad del colectivo de personas presentes en el centro.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y MEDIOS CONTRA INCENDIOS

Para definir cuales son las medidas de prevención, entendiendo por estas las que evitan el origen del incendio, vamos primero a analizar las principales causas de incendios en hospitales. Revisadas hemerotecas de diversos periódicos nacionales y regionales, se han analizado las “supuestas causas” de 20 incendios ocurridos en los últimos años en diversos hospitales españoles, así como las consecuencias que tuvieron.

(…) Para seguir leyendo el artículo ir al siguiente LINK.


Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment