ContaminaciónDiseño y ReflexiónNoticiasNoticias destacadosSostenibilidad

Fecha: Noviembre 2019
Idioma: Castellano
Procedencia: Re-city
Web: ver aquí

El pasado noviembre tuvo lugar en Barcelona el ciclo “Hagamos frente al cambio climático”, el cual se cerró con la conferencia “Los efectos de la contaminación en la salud humana” de la profesora de Ciencias Ambientales de la Universidad de Lancaster, Barbara Maher.

La experta en contaminación y salud se ha especializado en el estudio de las nanopartículas contaminantes y sus efectos en nuestra salud. Estas partículas se encuentran en la atmosfera y se caracterizan por ser muy ligeras y por lo tanto difíciles de detectar. Este factor les hace ser además partículas potencialmente peligrosas al no tener ningún tipo de obstáculo para penetrar dentro del cuerpo humano. De hecho, pueden llegar a órganos que hasta ahora parecían impensables como el corazón, el hígado, los riñones, o incluso, los alveolos de los pulmones o el riego sanguíneo a través del sistema respiratorio, y directamente pueden llegar al cerebro por el aire que entra por la nariz.

Los estudios realizados por Barbara Maher demuestras una relación entre las nanopartículas y enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. Las investigaciones prueban que se ha encontrado en los cerebros de algunos enfermos partículas procedentes de los tubos de escape de vehículos con combustible diésel.   

Barbara Maher afirma que cuanto más pequeñas son las partículas, más fácilmente entran en nuestro cuerpo. La toxicidad de estas depende de su procedencia, composición, tamaño o forma. La mayoría de ellas están cargadas de carbono, son ricas en metales y provienen principalmente de zonas industriales, de los tubos de escape, de los aditivos añadidos a los combustibles o del desgaste de los frenos y los motores de los vehículos, así como por la combustión del transporte marítimo, los aviones y los ferrocarriles. Pero a la vez tienen otra propiedad, y es que son partículas muy magnéticas. Esta afirmación se puede comprobar analizando una hoja de un árbol situado en una calle muy transitada, y veremos que esta está impregnada de la magnetita de estas nanopartículas procedentes de la combustión de los vehículos.

Casos de enfermos o síntomas en jóvenes
Una de las principales conclusiones de los estudios de Barbara Maher es la relación de las nanopartículas con enfermedades como el Alzheimer. Pero otro dato verdaderamente preocupante es que cada vez son más los casos de enfermos o síntomas en jóvenes. Maher destacó el reciente estudio realizado en Barcelona por el investigador de ISGlobal Jordi Sunyer, sobre los efectos de la contaminación en los niños. Según este estudio la exposición prenatal a la contaminación atmosférica se asocia con cambios en el cerebro infantil relacionados con trastornos de comportamiento.

Hasta el momento este tipo de enfermedades como el Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas estaban asociadas a personas mayores pero esto está empezando a cambiar. Sin duda, la contaminación es un factor potencial de riesgo pero hay otros factores como la constitución genética, la dieta, la actividad cerebral o la reserva cognitiva, que influyen en el desarrollo de la enfermedad.

Soluciones al respecto
Ante todos estos estudios el consejo de Barba Maher es el de evitar la proximidad a las calles o vías con más tráfico, ya que según un estudio realizado en Canadá, vivir a cincuenta metros de una autopista aumenta entre un 7 y un 11 por ciento el riesgo de exposición ante partículas contaminantes.

Por este motivo Maher reivindico el uso de los vehículos eléctricos para reducir la contaminación y una implementación de las zonas verdes y arboladas estratégica con el fin de poder realizar barreras naturales para proteger viviendas y edificios de las nanopartículas contaminantes.

Esta última es una de las medidas más eficaces, tal y como demostró un experimento de la Universidad de Lancaster. Los consejos de Barbara Maher es plantar tipos de plantas que sean eficaces para captar este tipo de partículas, un ejemplo es la Thuja Plicata, una especie originaria de los Estados Unidos.

Entrevista a Barbara Maher

Conferencia de Barbara Maher

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment