La Audiencia Provincial de Barcelona ha absuelto a tres responsables de la Fundació Puigvert que estaban acusados de haber estafado al Servei Català de la Salut por facturar presuntamente 237 tratamientos de litotricias –deshacer piedras del riñón– y que según la Fiscalía eran inútiles.

En la sentencia, el tribunal descarta que la exdirectora de la Fundació Puigvert y actual presidenta de su patronato, Esperanza Martí, el exdirector del Servicio de Radiodiagnóstico de la Fundació Puigvert, Fernando Izquierdo, y la exdirectora del Área de Servicios Básicos del centro, Helena Isàbal, engañaran al CatSalut.

“La sentencia ratifica la honorabilidad de estos profesionales porque reconoce de forma clara que no se desviaron de las buenas prácticas que rigen la Puigvert”, ha destacado el vicepresidente de la Fundación, Julio Molinario.

La Fiscalía pedía cuatro años de prisión para cada uno de los acusados por la supuesta estafa al CatSalut, destapada a raíz de una denuncia que presentó ante la Generalitat la familia Puigvert, enzarzada en una pugna con la presidencia de la Fundació por el control del prestigio centro barcelonés especializado en urología.

Justificación médica

A partir de las declaraciones de los imputados y de las pruebas periciales en el juicio oral, el tribunal concluye, sin embargo, que los tres procesados no engañaron al CatSalut porque las litotricias –procedimientos por ondas de choque para deshacer piedras– estaban suficientemente justificadas por criterios médicos.

En el fallo, los magistrados subrayan además que la supuesta víctima, el CatSalut, no se considera engañado, ya que sostiene que las litotricias facturadas “entraban dentro de lo pactado” en el convenio entre ese organismo de la Generalitat y la fundación privada.

A partir de la querella presentada por dos miembros de la familia Puigvert contra los acusados, la Fiscalía denunció que la clínica, que tiene un convenio con el CatSalut para la prestación de servicios públicos, facturó indebidamente entre el 2003 y el 2004 un total de 237 litotricias que resultaban inútiles, ya que los pacientes habían expulsado ya la piedra de forma espontánea.

La litotricia es un procedimiento orientado a fragmentar, por medio de ondas de choque, los cálculos renales que son demasiado grandes para que puedan pasar por las vías urinarias y se puedan expulsar del cuerpo por la orina

Estaban acusados de haber estafado al Servei Català de la Salut por facturar presuntamente 237 tratamientos de litotricias.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment