ArtículosDocumentaciónGestiónLogística hospitalariaServicios HospitalariosSoporte Logístico
Fecha: 04/01/2017
Idioma: Inglés
Autor: Erin Nelson & Curstis Skolnick
Procedencia: http://www.hfmmagazine.com/topics/188-property-management


Las visitas ambulatorias telemáticas son adecuadas para pacientes rurales que puedan tener dificultad para desplazarse al centro médico más cercano. Algunos sistemas sanitarios estatales de la cuenca atlántica en Estados Unidos han iniciado recientemente un programa piloto de telemedicina en sus centros de atención primaria situados en zonas rurales para ayudar a los pacientes que luchan contra adiciones relacionadas con el opio.

Cuando un doctor de atención primaria se encuentra con un paciente luchando contra la adicción en su centro, el paciente tiene la opción de una visita telemática con un psiquiatra licenciado ubicado dentro del radio de alcance del sistema operativo. Esto es útil para los médicos de atención primaria que gozan de tiempo limitado para tratar problemas psiquiátricos complejos durante una visita.

En general, los pacientes deben estar presentes físicamente en la mayoría de sus visitas para administrar sus prescripciones para substancias controladas. Aun así, si las regulaciones se relajan en un futuro, algunos de estos encuentros personales podrían ocurrir mediante la telemedicina, que definitivamente podría influir en la cantidad de espacio físico requerido para una clínica. Los pacientes de entornos urbanos también se pueden beneficiar de las ventajas de las visitas virtuales. Usando una tablet o un ordenador, los pacientes pueden consultar a sus proveedores, evitar faltar al trabajo, y ahorrar tanto tiempo como dinero. Las clínicas también salen beneficiadas. Esta situación ofrece una capacidad de atención liberada que puede ser usada para pacientes que sí requieren una visita física. Un proveedor en la zona sud-este de los Estados Unidos ofrece visitas telemáticas rutinarias para muchas condiciones comunes mediante su programa descargable para ordenador o su aplicación para Smartphone. En tan sólo unos minutos, un paciente puede contactar virtualmente con un médico o una enfermera y puede recibir atención y acceso a ciertas prescripciones, por un cargo de desembolso de 49 dólares por cada una de las visitas virtuales. El servicio no solo ofrece ventajas al paciente sino que también permite al sistema alcanzar una audiencia que de otra forma no hubiese utilizado los servicios del sistema y potencialmente puede actuar como una fuente de referencia para los proveedores del sistema de atención primaria.

Para leer el artículo original haga clic aquí



Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment