El conseller de Sanitat, Luis Rosado, ha anunciado este miércoles que todos los centros de salud abrirán hasta las 21 horas (horario que ya cumplen algunos) y los Puntos de Atención Continuada (PAC) empezarán a trabajar justo en este momento para no duplicar servicios, lo que, en su opinión, reportará “un ahorro importante” a las arcas de su departamento, cuya cuantificación se comunicará más adelante.

El titular de Sanitat se ha pronunciado así esta tarde tras reunirse con el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, dentro de la ronda de encuentros que el jefe del Consell está manteniendo con los representantes de las consellerias. En el encuentro se han abordado las 168 medidas de eficiencia que aplicará Sanitat durante la presente legislatura. Algunas, según el conseller, “de importante calado”.

Con las 168 medidas consensuadas entre los 24 departamentos de salud y la Conselleria, Luis Rosado ha calculado un ahorro de 328 millones de euros en el próximo año para adecuar el gasto a lo presupuestado.

Entre las medidas, destacan las dirigidas al sector farmaceútico, que se basan en “el uso racional de los medicamentos”, como el programa Refar, en el que farmaceúticos de la Conselleria controlarán los pacientes que reciben polimedicación y comprobarán si es correcta y si se consume una cantidad de medicamentos elevada.

Otro aspecto abordado ha sido el cambio que se va a producir en el modelo retributivo y la organización de los equipos directivos. El objetivo de la Conselleria es adaptar el modelo retributivo al Decreto Ley 1/2011 del Consell de Medidas Urgentes de Régimen Económico, cuyo objetivo es potenciar la “austeridad y eficiencia”.

Este modelo pondrá en marcha retribuciones basadas en la “productividad variable”, que establecerá criterios “objetivos” de eficiencia de los trabajadores. Además, se persigue reducir el número de grupos retributivos de 23 a 10, además se contempla la reducción del número de cargos directivos en los diferentes departamentos.

Rosado explica que se controlará a los pacientes que reciben polimedicación para comprobar si el consumo es elevado.

El titular de Sanitat ha indicado como principales aspectos del sistema sanitario valenciano que hay que cambiar, las dificultades para implicar a los profesionales (60.000 profesionales con múltiples tareas no relacionadas); el usuario es un ciudadano pasivo que hace un uso excesivo del sistema; tiene un elevado gasto corriente; una administración demasiado burocratizada.

ATENCIÓN A ENFERMOS CRÓNICOS

Por otra parte, durante la reunión el conseller ha planteado el cambio de modelo asistencial que está acometiendo la conselleria en atención a pacientes crónicos. La Comunitat está experimentando un progresivo envejecimiento de su población, lo que conlleva un aumento de pacientes con enfermedades crónicas. En términos de uso del sistema sanitario, ha explicado que “las enfermedades crónicas representan el 70 y el 80% del total del gasto sanitario”.

La asistencia a pacientes crónicos en la Comunitat supone el 80% de las consultas de atención primaria, el 60% de los ingresos hospita

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment