La idea es que los niños sean los protagonistas. Y si tienen que someterse a un tratamiento prolongado, buscamos que se olviden de que están en un hospital, lo que les permitirá tener una recuperación más rápida, dice la doctora Julia Palma, jefa de la Unidad de Trasplantes del Hospital Luis Calvo Mackenna.

Ella explica así el impacto positivo que esperan tener con el innovador y moderno Centro de Trasplantes y Oncología Integral (TROI), que la semana pasada se empezó a construir en terrenos de este centro asistencial pediátrico. Por sus características, este espacio “permitirá cumplir y respetar los derechos de los niños hospitalizados”, agrega esta especialista.

Pensando en el niño
Hoy la medicina ha progresado en forma notable, y muchos procedimientos que antes requerían de hospitalización, hoy se hacen en forma ambulatoria. En el caso de este centro de salud, se atienden 6 mil consultas por año y se administran 300 quimioterapias mensuales a niños del sistema público de salud.

Para ellos, el proyecto TROI pondrá a su disposición espacios amplios y coloridos, boxes privados para recibir quimioterapia, áreas de entretención con juguetes, triciclos, computadores y consolas de juegos. Además, tendrá zonas de disfraces, cafetería y actividades educativas y artísticas. Esto será parte del sello que tendrá este centro, cuyo diseño se ha inspirado en hospitales de oncología infantil de EE.UU. y Europa, y que funcionará en un edificio de 1.250 m {+2} .

“Los niños que deben tratarse un cáncer tienen tiempos ociosos, y este proyecto busca acogerlos con sus familias para que el tiempo sea productivo, que se motiven y tengan una esperanza para recuperarse y, así, reinsertarse con más facilidad en sus comunidades cuando se van de alta”, dice Arie Rezepka, arquitecto que lidera la iniciativa.


La idea es que los niños sean los protagonistas, el proyecto TROI pondrá a su disposición espacios amplios y coloridos, boxes privados para recibir quimioterapia, áreas de entretención con juguetes, triciclos, computadores y consolas de juego.
El proyecto surge de una alianza público-privada que impulsa la Fundación del Trasplante y Oncología Integral Vivir+Feliz, y que cuenta como socio con el St. Jude Children`s Research Hospital de Memphis, EE.UU. El centro tendrá un costo de 32 mil UF y ya se han recaudado 20 mil a través de donaciones. Se proyecta inaugurar la obra en abril de 2012.

Hospital amigable
En 1989, Naciones Unidas propuso 12 estándares para la atención de salud de menores, basados en los Derechos del Niño. Entre los más importantes están el evitar las hospitalizaciones -a menos que sea por su bien-, apoyar y dar la mejor atención de salud posible, entregar atención médica centrada en el niño, informar a los padres y al niño de las decisiones que se toman, permitir el juego y el aprendizaje, y mantener la mejor nutrición posible.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment