El nuevo servicio de urgencias tiene previsto su entrada en funcionamiento el próximo día 22 de junio. La importante actividad que presta el servicio de urgencias de este hospital, con un aumento de la actividad asistencial, justifica la ampliación y la consecución de nuevas instalaciones. Para ello, se han invertido 3 millones de euros, -2,5 en coste de obras y 500.000 en equipamiento-, en un conjunto de obras de remodelación que han hecho que la anterior superficie, en forma de T, de 800 metros cuadrados, pase a conformar un espacio rectangular de un total de 1.300 metros cuadrados.

Tras el derribo de las dependencias existentes, se construyó un edificio adosado de dos plantas, sobre los que se han instalación todos los equipos de atención. De hecho, el viceconsejero de Sanidad, José Luis Fernández, apuntó que «estas nuevas instalaciones son punteras en Osakidetza y se ofrecen justo cuando el hospital cumple su mayoría de edad, un total de 18 años de funcionamiento que le han llevado a estar asentado plenamente entre la población de la comarca».

Moderno diseño
El diseño del nuevo servicio, tras dos años de obras, ha respetado los tres niveles de acceso que deben diferenciarse en un servicio de urgencias (admisión, atención ambulatoria y observación).
El proyecto ha contado con una inversión de 3 millones de euros, -2,5 en coste de obras y 500.000 en equipamiento-, en un conjunto de obras de remodelación que han hecho que la anterior superficie, en forma de T, de 800 metros cuadrados, pase a conformar un espacio rectangular de un total de 1.300 metros cuadrados
Las nuevas instalaciones cuentan en la parte de admisión, con salas de espera, zona ambulatoria, urgencias pediátricas, zona de boxes y otra de triaje. A través del acceso, se pasa al hall central donde se encuentra el espacio destinado a celadores, con fácil control del espacio exterior e interior, hasta llegar a la recepción. En un espacio inmediato se ubica la sala de reanimación cardio pulmonar, y la sala de triaje que sirve también para derivar al paciente al área asistencial que le corresponda.

También se cuenta con un área de atención ambulatoria constituida por dos espacios diferenciados, uno destinado a pediatría, con dos consultas, y otro a urgencias generales, con 8 consultas. Ambas áreas separadas, las dos zonas cuentan con salas de espera y aseso específicos.

Una de las zonas que mayor cambio experimenta y que llamó poderasamente la atención fue el área de observación, con capacidad para 17 boxes o camas de atención, uno de ellas de aislamiento, y otra independizado.
El cambio experimentado, sobre la antigua estructura física, insuficiente e inadecuada para las crecientes necesidades, evitará así las demoras y problemas de funcionamiento.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment