ClimatizaciónDocumentosDocumentos destacadosIluminaciónInstalaciones

Fecha: 2014
Idioma: Castellano
Procedencia: Universitat Politècnica de Catalunya
Web: ver aquí
Autora: Eloisa Pizarro Fernandes.
Directora: Helena Coch.

A través de esta tesis se investiga las soluciones utilizadas por el arquitecto Joao Filgueiras Lima – Lelé en los hospitales de la Red Sarah, situados en ciudades brasileñas. Sus proyectos cumplen con las exigencias climáticas y aprovechan la iluminación y ventilación natural con el objetivo de convertir sus obras en espacios de cura, apoyados por la arquitectura. También se investiga la arquitectura hospitalaria contemporánea construida en Cataluña. Y se analiza la posibilidad de que las pautas de diseño aplicadas a los climas de Brasil puedan ser compatibles al clima mediterráneo.

El elemento arquitectónico más destacado en las obras del arquitecto Lelé y especialmente en la Red Sarah es el “shed”, utilizado en las cubiertas de los hospitales con el principal objetivo de permitir el paso de iluminación cenital y ventilación natural. La investigación está desarrollada bajo las siguientes premisas: la primera es que la utilización del shed es muy adecuada a ámbitos hospitalarios; la segunda es que es muy pertinente para climas cálidos y húmedos, incluso para situaciones de temperaturas extremas; la tercera es que el clima mediterráneo se caracteriza por temperaturas bajas en invierno, pero también, amenas en varios meses del año, permitiendo el aprovechamiento de los recursos naturales de sol y viento; la cuarta premisa es que en Cataluña también se están desarrollando arquitectura hospitalaria con aplicación de ventilación e iluminación natural.

Por todo eso se ha suscitado la hipótesis de que sería posible adaptar algunas pautas de diseño de los hospitales de la Red Sarah para el clima mediterráneo de Cataluña. Como procedimiento metodológico, esta investigación empieza, en la primera parte, con la caracterización de los climas estudiados y con la definición de conceptos teóricos según varios autores. En la segunda parte, se hace un repaso en los antecedentes históricos de la arquitectura hospitalaria europea, en Cataluña y Brasil.

A continuación, se explica que es la Red Sarah de hospitales en Brasil y en seguida se hace un análisis cualitativo identificando los elementos claves utilizados en tres edificios de la Red y los criterios de diseño de tres hospitales catalanes. Finalmente, en la tercera parte, se hace un análisis cuantitativo, con base en simulaciones computacionales, donde se demuestra el comportamiento de dos edificios a nivel de funcionamiento térmico, lumínico y de ventilación. Todo eso nos permite hacer una serie de análisis y concluir que sí, es posible aplicar las pautas de diseños de la Red al clima mediterráneo, haciendo adaptaciones al sistema constructivo local y apoyándose en sistemas de climatización artificial para garantizar el confort en determinadas épocas del año.

Índice

  • Resumen
  • Prefacio
  • 1º parte – El ambiente
  • Climas estudiados
  • Iluminación natural
  • Ventilación natural
  • 2º parte – Los hospitales
  • Edficio hospitalacio
  • Red Sarah de hospitales en Brasil
  • Paralelismo entra Brasil y Cataluña
  • 3º parte – El ambiente en los hospitales
  • Silulaciones computacionales
  • Análisis y conclusiones
  • Listado de figuras
  • Listado de graficas
  • Listado de tablas
  • Referencias bibliográficas
  • Annexos

Para poder saber más sobre esta tesis y poder acceder al documento completo debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Contexto y motivaciones
En la actualidad, la arquitectura contemporánea refleja el desarrollo tecnológico a través del uso de materiales innovadores y de sistemas estructurales que permiten construcciones más atrevidas y sorprendentes. Esto ha permitido que hayan surgido edificios que simbolizan el poder económico de una sociedad, pero que a su vez demandan un enorme consumo energético, que empieza en su construcción y que sigue principalmente a lo largo de toda su vida. La mayoría de ellos son constituidos de ambientes cerrados, dependientes de sistemas artificiales utilizados de forma desmedida para iluminar, ventilar, refrigerar o calentar, imposibilitando el contacto del usuario con la atmósfera exterior y con los beneficios provenientes del sol, de la ventilación y la luz naturales.

Al mismo tiempo, se percibe el creciente temor generado por la realidad del cambio climático – cuyas manifestaciones nos recuerdan el gran poder de la Naturaleza – y del calentamiento global, donde el hombre se descubre responsable del impacto de lo que consume, elimina, destruye y construye. Lentamente empieza a surgir una conciencia entre la sociedad y los arquitectos de que los principios usados en la edificación pueden tener un fuerte efecto sobre la salud del planeta.

Como respuesta a estas inquietudes, inicialmente surgió el concepto de eficiencia energética. Concepto que, en ciertos casos, podía no prestar la atención debida a ciertos aspectos del bienestar humano, por privilegiar soluciones mas comprometidas con la eficiencia que con el confort. Ahora podemos ver que a partir de este compromiso de la arquitectura con la sostenibilidad, surge un movimiento con intención de equilibrar eficiencia energética con salud humana. “La salud supone un cierto grado de confort, pero el confort por sí solo no garantiza un ambiente saludable para vivir o trabajar. Un ambiente saludable es siempre: confortable, libre de contaminación, estimulante y sensible a las necesidades humanas” (EDWARDS, 2004, p.75).

Centrándose en el ámbito hospitalario, este tema tiene una importancia aún mayor, por tratarse de un tipo de edificio que demanda condiciones especiales de confort ambiental y que alberga usuarios en un estado especialmente sensible. Los sistemas artificiales son importantes, pero no pueden ser utilizados como si fueran la única y más sana manera de climatizar estos ambientes.

Al revisar la historia de la arquitectura hospitalaria, se puede observar que, en varios momentos, la ventilación y la iluminación naturales han jugado un papel importante en el acto de concebir los espacios sanitarios. Sin embargo, a lo largo de la segunda mitad del siglo XX, estos conceptos fueron perdiendo protagonismo a medida que se hacían nuevos descubrimientos en el campo de la microbiología y grandes avances tecnológicos. A partir de los años 90, poco a poco, se ha vuelto a recuperar la idea de que la 16 arquitectura y la salud pueden y deben caminar juntas y que, a través del diseño adecuado de los espacios, se pueden curar y prevenir enfermedades.

Con esta idea de proyectar una arquitectura hospitalaria diferenciada, algunos arquitectos se han destacado a nivel mundial, trayendo técnicas y soluciones innovadoras adaptadas al clima local, aprovechando las condiciones existentes de manera creativa e inteligente, trayendo más bienestar a los usuarios y generando espacios más humanos, eficientes, saludables y confortables. En esta tesis se investigan las soluciones utilizadas por el arquitecto Joao Filgueiras Lima (conocido por Lelé) en los hospitales de la Red Sarah, ubicados en ciudades brasileñas, donde la arquitectura está pensada para atender a las exigencias climáticas de cada localidad, a través del aprovechamiento de la iluminación y ventilación naturales, con el objetivo de generar una arquitectura hecha para curar. También se investiga la arquitectura hospitalaria actual construida en Cataluña, con sus pautas de diseño que representan cada vez más este concepto de que la arquitectura es parte fundamental en el proceso de sanación. Y se analiza la posibilidad de que las soluciones aplicadas para los climas de Brasil puedan ser factibles también en el clima mediterráneo.

El elemento arquitectónico que más se destaca en las obras del arquitecto Lelé y especialmente en la Red Sarah es el shed, que es utilizado en las cubiertas de los hospitales con el objetivo de promover la iluminación cenital, la ventilación natural, la sensación de bienestar, la asepsia y el ahorro de energía.

Siendo así, esta investigación se desarrolla bajo las siguientes premisas: la primera es que la utilización del shed es muy adecuada en ámbitos hospitalarios; la segunda es que es muy pertinente para climas cálidos y húmedos, incluso para situaciones de temperaturas extremas; la tercera es que el clima mediterráneo se caracteriza por temperaturas bajas en invierno, pero también, suaves en varios meses del año, permitiendo el aprovechamiento de los recursos naturales de sol y viento; la cuarta premisa es que en Cataluña también se está desarrollando arquitectura hospitalaria que aplica ventilación e iluminación naturales.

Para poder acceder al documento completo de esta tesis debe hacer click siguiente enlace.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment