ArtículosDocumentaciónElectricidadInstalaciones
Fecha: 30/06/2016
Idioma: Castellano
Autor: Autor: Jose Luis Gordo, Metering Offer Manager (Schneider Electric Spain)
Procedencia: Schneider Electric


Los quirófanos requieren la máxima disponibilidad y calidad de energía eléctrica para garantizar la seguridad del paciente. Por esta razón, las normas establecen reglas muy estrictas para asegurar la continuidad del servicio en las instalaciones eléctricas. Schneider Electric ha creado los dispositivos de supervisión de aislamiento Vigilohm para garantizar el suministro en entornos críticos.

Las soluciones eléctricas en el entorno de las instalaciones médico-quirúrgicas y de vigilancia sanitaria son críticas y deben garantizar la protección de las personas y el correcto funcionamiento de las infraestructuras y de los equipos asociados, mediante un suministro seguro y fiable de la energía. En quirófanos y unidades de cuidados intensivos se establecen, como norma, regímenes de neutro aislado con el objetivo de evitar la parada de la instalación ante un fallo de aislamiento, y orientado a asegurar el funcionamiento continuo y correcto durante su empleo con pacientes.

Las soluciones de control de aislamiento, aplicadas en sistemas eléctricos de neutro aislado consiguen vigilar su estado a través de la medida continua de su nivel resistivo, pudiendo planificar adecuadamente actuaciones correctivas posteriores ante la aparición de caídas de aislamiento, sin que para ello se deba interrumpir de manera brusca y peligrosa para el paciente la alimentación eléctrica de las instalaciones.

Para asegurar el correcto nivel de aislamiento, Schneider Electric, especialista global en gestión de la energía y automatización, dispone de la gama de vigilantes de aislamiento Vigilohm de uso en hospitales, IM10-H y IM20-H. Vigilohm IM10-H y IM20-H son dispositivos de supervisión de aislamiento (DSA) digitales para sistemas IT de baja tensión. Estos equipos, específicos para las islas IT de los hospitales, permiten supervisar el aislamiento de la red e indicar cualquier fallo de aislamiento en cuanto aparezca. Al aplicar una tensión alternativa de baja frecuencia entre la red y la tierra, el aislamiento viene determinado por el valor de la corriente resultante.

 


Los dispositivos Vigilohm IM10-H y IM20-H ofrecen la visualización de la resistencia de aislamiento y la detección de fallos de aislamiento de acuerdo con un umbral configurable y detección de una pérdida de conexión (tierra o inyección).

Por otro lado, el modelo Vigilohm IM20-H ofrece funciones adicionales:

• Comunicación por medio del protocolo Modbus RS-485

• Registro de fallos de aislamiento

• Supervisión del transformador

• Visualización de la corriente de carga al secundario (como porcentaje)

• Disparo de alarma de umbral (como porcentaje de la corriente nominal)

• Alarma de temperatura del transformador (contacto bimetálico)

• Uso de localizadores de fallo en subcircuitos mediante toroidales.

• Posibilidad de centralizar las medidas de hasta 30 quirófanos (30 x IM20-H) en una pantalla táctil Magelis preprogramada para su uso plug and play.

Una de las ventajas de Vigilohm es su sencilla instalación; además de ser un aparato poco voluminoso, no se requieren grandes instrucciones para su funcionamiento. No obstante, la instalación de Vigilohm deberá llevarse a cabo por un técnico profesional, ya que requiere fijarse sobre un soporte vertical, plano y sin inclinación a través de las 3 grapas de resorte que lleva el equipo. Puede instalarse en la puerta de un armario o cuadro para que no interfiera en la disposición del equipo médico.

Con este nuevo dispositivo preventivo, Schneider Electric refuerza la seguridad de los pacientes. Los quirófanos contarán con medidas de alerta más eficaces para que no haya interrupciones en la actividad médica. Por otro lado, el personal hospitalario trabajará en un entorno más cómodo y libre de estrés, ya que sabrán con certeza que en caso de incidente se activarán sistemas de alerta.


 

Sobre Schneider Electric

Schneider Electric es el especialista global en gestión de la energía y automatización. Con unas ventas en 2014 de 25.000 millones de euros, nuestros 170.000 empleados están presentes en un centenar de países, ayudando a nuestros clientes a gestionar su energía y procesos de manera más segura, fiable, eficiente y sostenible. Desde un complejo sistema operacional a un sencillo interruptor, nuestra tecnología, software y servicios permiten mejorar la gestión y la automatización de las operaciones. Nuestras tecnologías conectadas modernizan industrias, transforman ciudades y enriquecen vidas. En Schneider Electric, lo llamamos Life is On.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment