Inteligencia ArtificialNoticiasNoticias destacadosTecnología

Fecha: Enero 2020
Idioma: Castellano
Procedencia: La Vanguardia
Web: ver aquí

La empresa BlueDot se dedica a realizar análisis de datos masivos a través de varios productos de software. Estos productos son capaces de anticiparse a los datos oficiales sobre epidemias ayudando así a salvar vidas por todo el mundo.

Este trabajo puede ayudar a que la epidemia no se expanda y se transforma en pandemia en aquellos países donde los gobiernos son reticentes a dar información precisa, como por ejemplo China.

Generalmente las autoridades de varios países tienden a ser conservadores a la hora de informar sobre la peligrosidad de algunas enfermedades contagiosas con tal de mantener la calma de la población.

En ese momento es donde entra en escena sistemas de inteligencia artificial como el de BlueDot. El software de esta empresa se basa en el análisis de diferentes fuentes de datos en internet, y según Wired, se detectó un posible foco de infección del virus de Wuhan el 31 de diciembre.

BlueDot también acertó, mediante los datos de tráfico de personas por avión, hacía que zonas se podría propagar el virus durante los primeros días. Por lo que los clientes de esta empresa – gobiernos o instituciones sanitarias – conocían con días de antelación que algo estaba pasando en Wuhan. Incluso disponían de información sobre que el brote pudo estar en un mercado de esa ciudad en el que se venden animales sacrificados y vivos.

Pero esta no es la única empresa que se dedica a intentar predecir mediante el análisis de grande volúmenes de datos epidemias, Google es una de ellas. Google compró recientemente la empresa de pulseras de actividad y relojes inteligentes Fitbit. El software de estos productos es capaz de detectar síntomas sobre si estamos contrayendo la gripe, siempre verificando la información por los servicios médicos, por lo que estas pulseras pueden enviar información valiosa a las autoridades para el control de brotes.

Además estas pulseras podrían ser útiles para detectar otras posibles enfermedades si se incluyen más sensores. Lo que plantea un dilema: ¿estamos dispuestos a que nuestros datos de salud sean tratados como información?

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment