En su último día de vida, el hospital San Francisco Javier ha amanecido con carteles que llaman a los trabajadores a un acto de clausura que se celebrará a las 20 horas. Termina así la vida útil de este centro hospitalario bilbaíno.

Para ser más exactos, bajará la persiana a las once de la noche, justo después del último cambio de turno. A partir de esa hora, la clínica quedará oficialmente clausurada como centro sanitario pese al intento frustrado de un grupo de inversores por reflotar el hospital prácticamente en el tiempo de descuento al no llegar a un acuerdo de colaboración con el IMQ. La sociedad de capital riesgo N+1 puso como condición la firma de un convenio con la aseguradora vasca al entender que era la «única forma» de garantizar la viabilidad del proyecto.

Lo que empezó siendo un ambulatorio propiedad de las monjas de la congregación de las Hijas de San José -hace más de cuatro décadas- se convierte hoy en un deshabitado edificio de siete plantas situado en pleno centro de la capital vizcaína.
El acto de clausura celebra a las 20.00 horas

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment