Un hospital público en Campeche ofrece a sus pacientes la opción de descansar en hamacas

27/06/2017
Equipamiento Médico Noticias Un hospital público en Campeche ofrece a sus pacientes la opción de descansar en hamacas

"La gente de la península de Yucatán nace, crece, se reproduce y muere en una hamaca", asegura el doctor Roberto Campos Navarro, un médico cirujano con estudios de posgrado en Antropología Social. Fue él quien puso en marcha, hace más de 20 años, un proyecto de hamacas hospitalarias que ahora se ha retomado en Campeche. La delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en ese Estado anunció el 22 de junio que reanudaba esta "práctica de antropología médica" en el hospital rural de Hecelchakán, una comunidad a 72 kilómetros de la capital campechana.


La clínica cuenta con 30 camas de hospital, a las que se añadieron cuatro hamacas color verde elaboradas por artesanos de la zona. "El éxito de este programa, probado tiempo atrás, es parte de la adaptación sociocultural maya, [a los] usos y costumbres que identifican a los habitantes de la región", se lee en la publicación de Facebook que ha sido compartida más de 5.700 veces en cinco días. Las mujeres que ocupan las hamacas en las fotografías son pacientes que acaban de dar a luz.


Ellas eligieron abandonar la cama hospitalaria cuando se les ofreció la alternativa que les es más familiar, explica a Verne el Delegado Estatal del IMSS en Campeche, Rafael Rodríguez Cabrera. El médico también es originario de ese Estado, en el sureste de México, y cuenta que toda su infancia usó una hamaca para descansar por las noches. "Vivimos en una tierra calurosa", argumenta Rodríguez Cabrera en favor de esta cama suspendida hecha de hilos de algodón, tan popular en las regiones tropicales.


Muchas personas de esa comunidad -en su mayoría indígenas de la etnia maya- "no toleran la cama porque no están acostumbrados a ella", dice el médico, quien defiende este programa intercultural por buscar que el espacio hospitalario sea lo más cercano posible a la casa. "Estar en un hospital ya tiene bastantes puntos en contra: la alimentación, el ambiente, el olor... y encima la cama, para los que nunca se acuestan ahí", comenta Rodríguez Cabrera.


Puede seguir leyendo el artículo en el siguiente enlace.


La práctica de antropología médica busca adaptarse a las costumbres de la población rural, en su mayoría de etnia maya

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata