AcústicaArquitecturaArtículosSala de tratamientosServicios Centrales Diagnóstico y Tratamiento

Fecha: Junio 2019
Idioma: Castellano
Procedencia: Ecophon
Web: ver aquí
Autor: Juan Negreira, Dr. Ingeniero Acústico, Concept Developer (Saint-Gobain Ecophon España); Mai-Britt Beldam, Concept Developer Healthcare Environments (Saint-Gobain Ecophon Suecia)

Según un proverbio escandinavo, “se necesita tener una buena salud para sobrevivir a una hospitalización”. Probablemente el origen del anterior refrán popular tenga mucho que ver con el hecho de que muchos pacientes contraen infecciones de algún tipo durante su estancia en un hospital. En Dinamarca, por ejemplo, se estima que el 10% de los pacientes contraen una infección sanguínea durante el período en que están ingresados, y que el riesgo de fallecer a causa de la misma es del 20% [1].

Solo en los hospitales estadounidenses, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC de sus siglas en inglés Centers for Disease Control), estiman un número de infecciones contraídas durante la atención médica (HCAI, de healthcare-acquired infections; en español conocidas como infecciones nosocomiales), de aproximadamente 1.7 millones de infecciones y 99,000 muertes asociadas cada año. Su impacto económico anual fue, en 2004, de aproximadamente 6.5 mil millones de dólares [2].

Según la Organización Mundial de la Sadud (OMS), las HCAI causan en Europa 16 millones de días adicionales de estancia en hospitales y 37,000 muertes atribuibles, además de contribuir a 110,000 adicionales cada año [3]. Si, junto con lo anterior, tenemos en cuenta que vivimos en un mundo donde el riesgo de súperbacterias está aumentando, la tendencia hoy en día es el uso excesivo de antibióticos y las demandas de higiene ¿Cómo está relacionada la acústica con los anteriores parámetros? Veamos.

Recuperación y sueño
A menudo, ya sea por desconocimiento o por olvido, no pensamos en la influencia que el entorno sonoro tiene en la recuperación de un paciente, la ingesta de medicamentos y los riesgos de infección. Los pacientes, independientemente de si acaban de someterse a una cirugía cardíaca grave o de sufrir una neumonía, necesitan recuperarse lo antes posible para evitar infecciones; y uno de los factores más importantes para una recuperación exitosa es el sueño.

En 2015, un grupo de investigadores daneses investigó si el entorno sonoro en una unidad de cuidados intensivos (UCI) moderna era adecuado para facilitar el sueño. Para ello, analizaron grabaciones de audio capturadas en el transcurso de tres semanas y los períodos de restauración (PR), definidos como el período que comienza después de 5 minutos sin alteraciones en el sueño. Los datos (sorprendentes) mostraron que el período de restauración promedio en 3 semanas fue de 6.2 minutos [4]. En otras palabras, esto significa que el sueño era interrumpido 167 veces en un período de 24 horas debido a un entorno sonoro inadecuado. El estudio también reveló que solo un tercio de los días registrados (21) contenía uno o más PR ≥ 90 minutos. Si tenemos en cuenta que el ciclo del sueño humano oscila entre 90-110 minutos, el estudio concluyó que un paciente en la UCI rara vez completaba dicho ciclo.

Para continuar leyendo el artículo sobre el impacto del ruido en los espacios de tratamiento de hospitales y poder descargar el documento PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

5 (100%) 6 vote[s]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment