Junto a la consejera han presidido el acto los presidentes del Gobierno y el Parlamento foral, Miguel Sanz y Elena Torres, y la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina.Ellos han sido los encargados de colocar la primera piedra y de introducir previamente en una urna los objetos que han sido enterrados en el lugar: el acta que deja constancia del evento, dos ejemplares de los periódicos que se editan en la Comunidad foral, dos ejemplares del Boletín Oficial de Navarra, uno en castellano y otro en euskera, monedas de curso legal, un CD con explicaciones del proyecto y el Plan Navarra 2012.Con el nuevo edifico la superficie de urgencias pasará de los actuales 700 metros cuadrados a 3.500 metros cuadrados, el número de boxes se duplicará con respecto a los actuales, pasando de 8 a 16, y el número de camas de observación pasará, a su vez, de 10 a 15. El nuevo edificio contará con dos salas de radiología, además de un equipo TAC (escáner) y un ecógrafo, de los que en estos momentos no se dispone.Esta nueva infraestructura contará con una planta sótano, planta baja, tres plantas y helipuerto, según los datos facilitados por el Ejecutivo que ha subrayado que la ampliación permitirá a los profesionales la atención, el seguimiento y el control clínico de los pacientes, así como el trabajo de los servicios clínicos asociados al tratamiento de urgencias, como Oftalmología, Otorrinolaringología, Traumatología, Cirugía y Psiquiatría.El nuevo edificio contará, además, con instalaciones para la atención de los casos especiales que se presentan en el Servicio de Urgencias, como casos psiquiátricos o pacientes en situación de reclusión penitenciaria
Con estas palabras se ha referido la consejera de Salud, María Kutz, al nuevo edificio, una de las actuaciones prioritarias del Plan Navarra 2012, en el que el Gobierno foral va a invertir 21,3 millones de euros

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment