ArquitecturaArtículosBIMDocumentaciónGestión de la obraTecnología
Fecha: 07/10/2015
Idioma: Castellano
Autor: Razvan Gheorghiu Holban (bim@a3d.es)
Procedencia: A3D Consulting
Ubicación: Barcelona (Barcelona), España

A día de hoy todos los intervinientes implicados en el sector de la construcción ya tienen una idea aproximada de que es BIM, lo que representa en la construcción y los beneficios o inconvenientes que pueda aportar, sobre todo en las fases de diseño. Otra cosa distinta es disponer de la capacidad suficiente y la experiencia de ponerlo en práctica de la forma más eficiente y óptima. Dicho de otra forma, la tecnología BIM ya no representa un campo novedoso, es ya el presente que empuja, en parte por la propia experiencia que se va adquiriendo, hacía nuevos horizontes, conceptos y procesos. De alguna manera se está gestando el “oficio” en la práctica BIM.

1.1 PROCESO BIM

Pero dónde están los límites del BIM? Es una pregunta a la que difícilmente se pueda dar una respuesta clara. A veces se comenta que cuanto más se emplea la tecnología BIM más se aprovecha, pero su uso se ve implícitamente supeditado a las relaciones contractuales establecidas en cada caso. Ahora bien, si omitimos de la ecuación esa variable intentaré exponer mi visión de hacía cuál pensamos que es la tendencia del BIM, alimentada por nuestra propia experiencia en la construcción hospitalaria como tipología de mayor complejidad sobre todo por lo que a las instalaciones se refiere y basándose en los aspectos clave a destacar que son: la construcción virtual BIM, coordinación entre disciplinas y sub-disciplinas, gestión de colisiones, el uso de objetos inteligentes, planificación y mantenimiento.

1.2 CONSTRUCCIÓN VIRTUAL (3D)

La construcción virtual no se refiere tanto al simple hecho de reproducir virtualmente un edificio como a un proceso que puede abarcar todas y cada una de las fases por las que pasará dicho edificio, desde su diseño, pasando por la fase de construcción, hasta su explotación y posterior reciclaje. Es la arteria que conecta a todos y cada uno de los intervinientes a lo largo de todo el proceso constructivo. El reto de este aspecto no reside en que todos tengan que actuar sobre un modelo común sino en saber acotar bien las tareas, actuaciones y el momento de cada uno de entrar en este proceso, integrando varios modelos digitales y procesos constructivos, lo cual asegura la máxima coherencia entre las partes sin que se dé la posibilidad de distorsionar el ámbito de otro interviniente.

(…) PARA SEGUIR LEYENDO EL ARTÍCULO DESCARGAR DOCUMENTO ADJUNTO.





Necesitas estar registrado para ver el contenido

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment