La abigarrada letra de médico tiene sus días contados «en el que será el hospital más moderno del país». «El hospital sin papeles» que va a ser el nuevo HUCA echará a rodar «durante los primeros días de septiembre», según precisó ayer la consejera de Administraciones Públicas y portavoz del Ejecutivo regional, Ana Rosa Migoya, con la adjudicación por parte del Gobierno asturiano -por 42,8 millones de euros- del grueso de los sistemas informáticos del complejo hospitalario que se levanta en terrenos de La Cadellada.

Informatizar el HUCA de punta a punta costará, en total, 51 millones de euros y requerirá, al menos, un año de trabajo, pero uno de los pasos más decisivos del proceso se acaba de dar, con la elección de las mejores ofertas en «un concurso al que se presentaron 38 empresas nacionales e internacionales» y en el que resultaron escogidas cinco (porque Indra Sistemas S. A. será la adjudicataria de dos de los seis lotes).

Esos seis lotes que se adjudicarán a principios de septiembre corresponden a los sistemas de información hospitalaria (a Cerner Ibérica, por casi 17 millones de euros y mediante el que se realizarán las citas, la asignación de camas o los tratamientos), información de laboratorio (a Indra Sistemas, por 1.379.000 euros) e información radiológica (a Software AG España por 5,8 millones y que servirá para las peticiones radiológicas y el almacenamiento y gestión de las imágenes obtenidas).

El listado incluye también la adquisición del material de microinformática, que se adjudicará a Investrónica por algo más de 5,5 millones y que permitirá al Hospital Universitario Central de Asturias disponer de 4.380 ordenadores que se distribuirán por los diferentes servicios del HUCA y de casi 3.000 impresoras.
El nuevo hospital «sin papeles» tendrá 4.380 ordenadores y 2.933 impresoras
Los dos lotes restantes corresponden a una oficina técnica -que se encargará del apoyo a la dirección del proyecto y que se adjudicará a Pricewaterhouse Coopers por 1.543.992 euros- y a la puesta en marcha de un centro de proceso de datos, que actuará de respaldo de La Cadellada, ya que se activará en caso de que el sistema general de informatización se cayera o sufriera algún tipo de avería de envergadura. Su puesta en marcha será tarea de Indra Sistemas y costará 11.788.200 euros.

El séptimo lote, incluido dentro del proyecto de 51 millones de euros y que se adjudicará en una segunda fase, tiene peso específico, ya que será el que permita digitalizar las actuales historias clínicas de papel. Quienes resulten adjudicatarios tendrán que meter en ordenador 720.000 historiales. Teniendo en cuenta que la ficha clínica de un paciente puede llegar a acumular hasta 140 folios, «habrá que escanear hasta cien millones de documentos», estimó en su día el gerente del Hospital Central, Mario González. Este proyecto saldrá a concurso por 6 millones de euros.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment