l hospital Reina Sofía de Tudela iniciará este mes una de las obras de ampliación más ambiciosas de sus casi 25 años de historia. Se trata de la reestructuración del área quirúrgica, proyecto que contempla la construcción de un nuevo edificio en la parte trasera del hospital y la ampliación del número de quirófanos del centro de los cuatro actuales a siete.

El departamento de Salud del Gobierno de Navarra ya ha adjudicado los trabajos a la empresa Construcciones Martínez Chivite de Cintruénigo por un total de 10.500.250 euros. El plazo de ejecución es de 20 meses, con lo que se espera que las nuevas instalaciones estén operativas durante el primer trimestre de 2012.

El proyecto contempla la construcción del citado nuevo edificio, que ocupará una superficie de 2.500 metros cuadrados en una sola planta. Estará elevado cinco metros y unido al actual edificio del hospital a través de una pasarela.

La nueva edificación estará constituida por un área quirúrgica con cuatro quirófanos generales, otro específico de traumatología, otro destinado a urgencias, y una nueva URPA (Unidad de Reanimación Postanestésica -sala de despertar-). Además, esta nueva instalación contará con una zona de partos con seis salas de dilatación, dos paritorios y un quirófano de urgencias obstétricas.
Se construirá un edificio de 2.500 m2 que acogerá 7 nuevos quirófanos y la sección de partos
Quedará pendiente la redacción y posterior ejecución de la segunda fase, que comenzará en cuanto concluya la primera. En ella se aprovechará el espacio que quedará libre en el edificio actual para ubicar en él la nueva Unidad de Reanimación y Cuidados Especiales (URCE), dos salas de endoscopias y 10 habitaciones para los pacientes que se sometan a cirugía mayor ambulatoria y no requieran ingreso tras la operación.

Un hospital “más eficiente”

Según indica el Servicio Navarro de Salud, las obras que están a punto de comenzar dotarán al hospital de Tudela “de mejores accesos, conexiones, circulaciones y esperas”. “Además, se ha diseñado una ampliación con dimensiones, materiales y condiciones de confort acordes a las necesidades de un hospital más eficiente”, añade.

Por otra parte, la ampliación servirá para mejorar las condiciones de protección y seguridad de evacuación en caso de incendio y se minimizarán “los riesgos inherentes al uso sanitario, dotando de asepsia a los circuitos y espacios que así lo requieren, e incorporando, además, una nueva central de esterilización”. Todo esto “constituirá una importante mejora de las condiciones para el desarrollo del trabajo del personal del centro”, indica.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment