La gobernanza de los hospitales públicos dificulta el uso eficiente de la alta tecnología

13/06/2012
Arquitectura Noticias La gobernanza de los hospitales públicos dificulta el uso eficiente de la alta tecnología

La gobernanza de los centros del Sistema Nacional de Salud a menudo está sujeta a rigideces administrativas que "dificultan" el uso eficiente de la alta tecnología, cosa que, en cambio, sucede en menor grado en algunos hospitales y clínicas privados, donde se racionaliza el gasto de forma más directa y flexible, y se prescinde de lo que no resulta rentable con mucha más ligereza que en las instituciones públicas. Al menos así lo percibe un grupo de directivos reunido en Valladolid con motivo de las XI Jornadas de Gestión y Evaluación de Costes Sanitarios, de acuerdo con el director de la Unidad de Innovación del Clínico San Carlos de Madrid, Julio Mayol, con quien ha conversado este periódico.

La consejera delegada de Xanit Hospital Internacional, Mercedes Mengíbar, no dudó de esa conclusión y puso como ejemplo que, en este mismo centro, acaba de prescindirse del uso de un aparato para tomografías de emisión de positrones (PET, en sus siglas en inglés) porque no resultaba rentable. A partir de ahora, los pacientes del hospital que requieran de este servicio se derivan a otro centro privado, y, de este modo, no se pierde en calidad asistencial ni en política de coste-eficiencia, elemental para la gestión adecuada de los recursos en una organización sanitaria.

Otros directivos aportaron experiencias con el mismo mensaje de fondo. Así, se puso como ejemplo la implantación de desfibriladores en los enfermos con cardiopatía como fórmula de ahorro y manejo eficiente de los medios disponibles, ya que permite reducir el número de revisiones concertadas que exigen la atención presencial del paciente de forma periódica. Pero si el añadido del desfibrilador monitorizable a distancia no se acompaña de esa disminución de las visitas presenciales, el resultado es que no cambia el proceso asistencial, y, además, resulta todavía más costoso. Según Mayol, los ponentes concluyeron que, en principio, los centros sanitarios públicos son más proclives a desaprovechar estas oportunidades de gestión eficiente en relación con los privados.
La flexibilidad de la sanidad privada permite prescindir de aparatos poco rentables

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata