ArtículosArtículos destacadosBloque quirúrgicoGestiónInvestigacíón

Fecha: Junio 2019

Idioma: Castellano

Procedencia: GRUPSA

Web: ver aquí

Autor: Raúl Palacios Mollón, Arquitecto Responsable del Departamento de Prescripción de GRUPSA

El presente artículo constituye un resumen del trabajo final del curso “Quirófanos y otras salas blancas hospitalarias: funcionalidades, operación y características técnicas” (Organizado por UNIQUE y Hospitecnia y certificado por el IL3 de la Universidad de Barcelona) en la edición de mayo 2018. Para ajustar el contenido a la versión reducida en la web, se ha obviado el análisis descriptivo de los modelos estudiados y las propuestas arquitectónicas de mejora, manteniendo únicamente la descripción de materiales en quirófano, el análisis gráfico, la propuesta de sobrepresiones y las conclusiones, por ser el contenido más determinante.

La motivación central del presente trabajo ha sido el eterno dilema sobre la necesidad de la duplicidad de pasillos (limpio y sucio) frente a la solución de pasillo único. Se hace notoria la disparidad de opiniones sobre este tema, habiendo profesionales con amplia experiencia en el sector que apoyan con contundencia una postura desaconsejando la opuesta, y viceversa.

Con el fin de esclarecer las ventajas y desventajas de cada uno de los sistemas apoyándonos en modelos reales, se analizan funcionalmente tres ejemplos de proyectos y obras en curso con diferentes sistemas de circulación: pasillo doble, pasillo único y, por último, una solución que podríamos considerar intermedia entre las otras dos.

INTRODUCCIÓN:

Para desarrollar un análisis comparativo entre ejemplos de características similares, se han seleccionado tres proyectos diferentes de bloques quirúrgicos hospitalarios que contienen un número reducido de quirófanos (entre tres y seis).

Proyecto Pasillo Único:

Bloque quirúrgico formado por 4 quirófanos colocados en serie con un único pasillo de acceso.

Figura 1: plano de planta del proyecto “Pasillo Único”.

Fuente: Confidencial. Directorio de Obras GRUPSA

Proyecto Doble Pasillo:

Bloque quirúrgico formado por 3 quirófanos colocados enserie con doble pasillo.

Fuente 2: Plano de planta del proyecto “Doble Pasillo”.

Fuente: Confidencial. Directorio de Obras GRUPSA

Proyecto Solución Mixta:

Bloque quirúrgico formado por 6 quirófanos colocados en aspa, con pasillo perimetral y área de esterilización central.

Figura 3: Plano de planta del pryecto “Solución Mixta”.

Fuente: Confidencial. Directorio de Obras GRUPSA

Lo más importante en un hospital para garantizar la seguridad de los pacientes es que los profesionales cumplan con todos los protocolos de actuación y limpieza correctamente, sin embargo, el diseño arquitectónico está obligado a facilitar al máximo el uso de las instalaciones para reducir riesgos.

Contar con acabados antibacterianos, recorridos optimizados, elementos de paso automáticos y maquinaria de uso intuitivo, son algunas de las claves a tener en cuenta en el diseño de los centros hospitalarios.

A continuación se detallan algunos de los elementos arquitectónicos clave en el diseño de quirófanos:

Paredes: Las paredes de este tipo de salas blancas han de cumplir con los niveles de asepsia más exigentes. El mercado de hoy en día ofrece soluciones muy sofisticadas que reducen los tiempos de puesta en obra y garantizan una mayor durabilidad del conjunto. Una de estas es el Sistema de Panelado para Quirófanos Modulares de la empresa GRUPSA. Este sistema consiste en paneles de Acero Inoxidable lacado con propiedades antibacterianas que se preparan en fábrica y una vez llegados a la obra solo hay que ensamblarlos a una estructura auxiliar de carriles y montantes, fijados de forjado a forjado. De esta manera se garantiza un completo sellado de las paredes mediante elementos que han pasado un control de calidad en fase de producción, permiten una perfecta integración de instalaciones y equipos y cuya vida útil oscila entre 50 y 70 años.

Esta solución modular permite la fácil integración de todos los elementos que se requieren en los paramentos verticales, tales como el panel de control, tomas de gases de soporte, pantallas, relojes, etc.

Figura 4: Sistema de panelado para Quirófanos Modulares

Fuente: www.grupsa.com

Suelos: Los suelos de quirófano han de ser continuos y conductivos. La primera exigencia corresponde a la necesidad de eliminar las juntas donde pudieran acumularse bacterias y su desinfección fuera una tarea complicada. La solución más habitual consiste en terminar el suelo con un vinilo que se suministra en rollos y en obra se coloca soldando las juntas con calor, de modo que a efectos de limpieza se comporta como una única superficie continua en toda la sala. Es importante que las aristas del suelo y las esquinas se resuelvan formando una “curva sanitaria”, es decir, una curvatura de un radio determinado, con tal de eliminar el ángulo recto, evitando la acumulación de suciedad.

La segunda exigencia, referente a la conductividad del suelo, es una consecuencia del uso, cada vez mayor, de maquinaria y equipos de precisión dentro de los quirófanos. El fin de esta propiedad es evitar que se acumulen cargas electrostáticas que pudieran perjudicar a los equipos, al personal que los utiliza y/o a los pacientes.

Techos: De igual manera que los suelos, lo ideal sería que el techo fuera lo más continuo posible, aunque existen soluciones modulares en el mercado con prestaciones muy elevadas y fácilmente registrables. Además, deben estar presurizados para mantener las condiciones de sobrepresión de la habitación, por lo que se deberán cuidar los encuentros con los laterales.

Transfer de Materiales: Este equipamiento sirve para trasladar instrumentales, materiales, suministros y residuos de la operación, desde dentro a fuera del quirófano, y viceversa. Gracias a este elemento no es necesaria la apertura de una puerta para que el personal introduzca o extraiga objetos del quirófano, reduciendo la entrada de fuentes de contaminación. Además de este fin, también ayuda a mantener la presurización de la sala que protege, gracias a su mínima apertura y sus juntas de hermeticidad.

La empresa GRUPSA ofrece dos modelos para este fin, uno en formato de guillotina y otro con función de esclusa:

Figura 5: Ventana de guillotina modelo “HS-Q1A” y transfer de pacientes modelo HS-Q3”

Fuente: www.grupsa.com

Puertas: La puerta es el elemento arquitectónico por excelencia que divide dos estancias, permitiendo, a la vez, la conexión peatonal de las mismas, de forma controlada. En los hospitales las puertas deben garantizar, además, la seguridad del profesional y el paciente, tienen que ser antibacterianas y permitir una fácil limpieza, su cierre ha de ser hermético para mantener la presurización de la estancia y su apertura debería ser automática, para evitar que los profesionales tengan que usar las manos para accionarla. Los dispositivos de apertura más habituales son pulsadores de codo, de rodilla o de proximidad.

En cuanto a los materiales, lo más recomendable es que se fabriquen en Acero Inoxidable por su resistencia y durabilidad, aunque también las encontramos en vidrio o en HPL. La casa comercial GRUPSA ofrece modelos muy variados de puertas, tanto correderas como batientes:

Figrua 6: Puerta corredera automática “HS-201” y puerta batiente automática “HS-402B” de GRUPSA

Fuente: www.grupsa.com

Para continuar leyendo el artículo sobre  el estudio analítico entre diferentes distribuciones para los recorridos previos y posteriores a los bloques quirúrgicos y poder descargar el documento PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Galería de planos:

 

4.8 (96%) 5 vote[s]

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment