Introducción

El punto de muestreo capilar es el método utilizado para situar puntos de muestreo de la red de tubería principal en una ubicación remota. Son especialmente útiles en instalaciones donde la tubería no puede recorrer ciertas áreas de protección por razones técnicas o estéticas. Estos puntos de muestreo capilares también son conocidos como `puntos de muestreo remotos` o `puntos de muestreo extendidos`.

Esta técnica utiliza tubo flexible de 10 mm de diámetro exterior, con un máximo de 6 metros de longitud en ramal desde la tubería principal, tal y como se muestra en la figura 1. El final del tubo flexible se sujeta con una pieza de ensamblaje que necesita ser perforada a la medida adecuada durante la instalación para poder suministrar el caudal de aire correcto. Existe toda una gama de capilares para poder adaptarse a diferentes tipos de instalaciones.

Las aplicaciones más típicas de los puntos de muestreo capilar son la detección de humo dentro de cabinas poco ventiladas o totalmente selladas, la protección de falsos techos y la protección de edificio singulares donde es esencial disponer de una instalación discreta.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment