“La Comisión es consciente de la necesidad de abordar el déficit tarifario, que es una prioridad, y de que el apoyo a las energías renovables constituye una parte importante de los costos de la electricidad en España”, han explicado fuentes comunitarias a Efe.

 

Pero Bruselas “controlará de cerca” si los cambios introducidos por la reforma crean “riesgos regulatorios, no solo en España, sino en toda la UE” que dificulten la inversión privada en el sector de las renovables. La CE también estudiará si el impacto de la reforma podría desviar a España del cumplimiento de los objetivos europeos en materia de renovables, que establece que para 2020 un 20% de la energía final provenga de estas fuentes.


La Comisión Europea ha mostrado hoy su apoyo a los esfuerzos del Gobierno español para reducir el déficit de tarifa, pero ha advertido que controlará si la reforma puede mermar la inversión en el sector de las renovables.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment