ArquitecturaDiseño y ReflexiónNoticiasNoticias destacados

Fecha: Julio 2019
Idioma: Castellano
Procedencia: El Páis
Web: ver aquí

La arquitecta y teórica Beatriz Colomina acaba de publicar un libro titulado X-Ray Architecture. En él manifiesta la existencia de un vínculo entre la arquitectura y las enfermedades. Gracias a otro libro escrito por Susan Sontag, Illness as Metaphor, empezó a ver la arquitectura moderna desde el punto de vista de la enfermedad.

En este libro Colomina estudia y evidencia la relación entre la arquitectura y la tuberculosis, analiza cómo esta enfermedad hizo cambiar la manera de pensar de la sociedad y consecuentemente, la manera de hacer arquitectura. En concreto cómo afectó al diseño de la arquitectura moderna la manera de combatir la tuberculosis a través del sieño. La higiene extrema, una adecuada ventilación, la aversión al polvo y las paredes blancas, son algunas de las características que describen estos nuevos espacios y construcciones que forman parte de la arquitectura moderna.

Colomina nos habla de casos evidentes como el sanatorio para tuberculosos de Paimio de Alvar Aalto, pero también desarrolla teorías entorno a la arquitectura de Le Corbusier, advirtiendo como esos cinco puntos de la arquitectura moderna, impuestos por el arquitecto, pueden ser consecuencia directa de una obsesión con la infección pulmonar. Además, este libro también manifiesta la relación de la arquitectura con las novedades médicas, como es el caso  de los rayos X. Este descubrimiento de finales del siglo XIX cambió la manera de ver la realidad, eliminando límites y modificando así los conceptos interior – exterior, haciendo posible proyectos como las casas de cristal de Richard Neutra o Mies Van der Rohe.  

En conclusión, cada época tiene su enfermedad característica y la arquitectura, así como el resto de disciplinas artísticas, se verá afectada por ella. Seguramente la arquitectura de nuestro tiempo se vea afectada por diferentes enfermedades que han marcado esta época, por ejemplo fenómenos como la infección del VIH. Las enfermedades dictan de algún modo algunas de las características del paisaje arquitectónico, ya que la arquitectura no puede permanecer indiferente frente a este tipo de cambios sociales.   

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment