InvestigacíónNoticiasServicios HospitalariosTecnología

Fecha: Junio 2019
Idioma: Castellano
Procedencia: Barcelona Supercomputing Center
Web: ver aquí

El pasado 7 de junio la Comisión Europea (CE) anunció que EuroHPC seleccionó al Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC) como una de las entidades que albergarán un superordenador pre-exascala de la red de supercomputadores de alta capacidad promovida por la CE.

El futuro ordenador del BSC, MareNostrum 5 es una de las máquinas pre-exascala. Tendrá una potencia pico de 200 Petaflops (200 mil billones de operaciones por segundo) y se pondrá en marcha el 31 de diciembre del 2020.

La Unión Europea podría invertir alrededor de 100 millones de euros, convirtiéndose en su inversión más alta en una infraestructura de investigación en España. El resto de la inversión correrá a cargo del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, la Generalitat de Catalunya y los estados que apoyaron la candidatura: Portugal, Turquía y Croacia, con aportaciones que aún no están definidas.

Hace pocos meses Barcelona Supercomputing Center coordinó junto con el Centro de Regulación Genómica y el IRB Barcelona la entrada en  funcionamiento de StarLife, una nueva infraestructura informática para dar impulso a la investigación biomédica.

StarLife es una infraestructura computacional destinada a grandes proyectos biomédicos que requieren de una arquitectura diseñada específicamente para la manipulación y el aprovechamiento de grande volúmenes de datos biomédicos.

Hospitales y centro de investigación en biomedicina generan cada vez más datos de todo tipo e historias clínicas, que en cantidad y complejidad, son equivalente a las que generan otras áreas del conocimiento como la astronomía y la meteorología.

La interpretación de estos datos y su integración en entornos de simulación son imprescindibles para progresar en el desarrollo de la investigación biomédica y la medicina personalizada, incluyendo la comprensión del funcionamiento de los organismos vivos, el desarrollo de fármacos y el tratamiento de enfermedades.

Gracias a StarLife se podrán implantar técnicas de computación más avanzadas, que son las que se utilizan para detectar, por ejemplo, nuevos genes relacionados con enfermedades como el cáncer o las enfermedades minoritarias.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment