Centros Socio-sanitariosConcursosProyectosTipología

Fecha de construcción: En proceso
Ubicación: Palma de Mallorca, España
Autor del proyecto: MIBA Architects
Fuente: MIBA Architects
Web: ver aquí
Superficie construida: 
5.000 m²

Análisis del emplazamiento
El complejo sociosanitario de Son Dureta se encuentra inmerso en un proceso de transformación integral que, además de la construcción de esta residencia, conllevará el derribo del antiguo hospital y la construcción de uno nuevo mediante un concurso que se encuentra actualmente en proceso de licitación. No sabemos, por tanto, cómo será el proyecto del nuevo centro hospitalario pero sí que sabemos que los edificios que limitan con la parcela de la residencia se mantendrán de momento en su lugar.

La parcela que ocupará la residencia tiene una orientación muy favorable hacia el Sur, donde limita con el bosque del Castell de Bellver. Las orientaciones Este y Oeste son también favorables: Tienen buena exposición solar y los edificios vecinos son bajos y se encuentran a suficiente distancia como para poder plantar árboles que hagan de filtro. La orientación norte es más desfavorable, sin exposición solar y con la calle Illes Balears muy próxima.

Propuesta de implantación
La medida de la residencia, más de 5.000m2 en un máximo de tres niveles, es muy grande en relación con el terreno edificable.

La mayor parte de los habitantes de la residencia, limitados respecto a su movilidad autónoma y con un alto grado de dependencia, pasarán gran parte de su tiempo dentro del edificio, a sus habitaciones o en los espacios interiores de socialización. La accesibilidad en los espacios exteriores deberá ser óptima: espacios a nivel muy bien relacionados con el edificio, climáticamente muy confortables y fácilmente controlables por el personal.

Consideramos que un edificio compacto que libere el máximo de terreno de su alrededor no sería una tipología adecuada para la residencia. Por un lado, las dimensiones de la parcela no permiten garantizar buenas orientaciones para a todas las habitaciones, los espacios de convivencia y las circulaciones. Por otro lado, la topografía del terreno dificultaría una relación franca entre el edificio y los jardines. Pensamos, por lo cual, que en este contexto, una tipología de edificio compacte mirando al bosque sería un planteamiento poco adecuado.

Por estos motivos, proponemos un edificio extensivo, que mediante una serie de patios genere espacios exteriores e integre el bosque en su interior. Este planteamiento permitirá:
-Intensificar la relación con el bosque, integrándolo dentro del propio edificio y aprovechando el arbolado para mejorar su comportamiento bioclimático.
-Organizar todo el programa, incluidas las circulaciones, en relación directa con un espacio exterior bien orientado.
-Generar unos espacio exteriores en relación directa con el interior y fácilmente controlables por el personal del centre.
-Multiplicar las fachadas a este y oeste y, sobre todo, la fachada sur y las vistas hacia el bosque.

Comportamiento bioclimático
El uso del edificio requiere unos niveles de confort térmico muy elevado y constante a lo largo de las 24 horas del día en todas las estaciones del año. Es fundamental poder alcanzar este confort y hacerlo con un consumo energético mínimo.

La tipología de edificio con patios es, en nuestro clima, un modelo idóneo para maximizar el funcionamiento bioclimático, reduciendo la demanda energética y a su vez incrementando el confort climático. El patio central, el más grande, es el que permite duplicar la fachada con orientación sur, para ubicar los espacios comunes, y las fachadas a este y oeste, para ubicar las habitaciones. Proponemos tratar este patio como una extensión del bosque pero con un suelo plenamente accesible. El arbolado, pinos locales combinados con otros árboles autóctonos de hoja caduca, aportará protección solar y frescura en los meses cálidos tanto al espacio del patio como a las estancias a las que da fachada. Todas las salas orientadas a sur, comedor, sala de estar, salas de convivencia de los módulos, dispondrán de un porche de 2 metros de fondo que hará de protección solar sin condicionar las vistas.

Los patios situados a este y oeste son el regulador climático de los módulos de habitaciones. Por un lado, aportan iluminación natural a los espacios de circulación, office y sala de control. Por otro lado, permiten disponer de ventilación cruzada en todos los espacios de los módulos. Un árbol de hoja caduca controlará las altas temperaturas del verano. En los meses fríos, una membrana retráctil cubrirá el patio para aprovechar el efecto invernadero. Para construir este techo, proponemos un sistema muy sencillo y económico que se utiliza habitualmente en la industria agrícola. Los patios, en su conjunto, incrementan la superficie de fachada y, por tanto, la posibilidad de disipar el calor a las noches de verano

Otras medidas pasivas para reducir la demanda energética y mejorar en confort climático serán el incremento de los gruesos de aislamiento térmico respecte al que exige el CTE, la incorporación de una cubierta verde, para reducir el efecto isla de calor y mejorar el aislamiento térmico y los pavimentos minerales de grueso importante para aportar inercia térmica.

Con este conjunto de medidas conseguiremos unos niveles de demanda energética mínimos, que se podrán cubrir fundamentalmente con sistemas de captación de energía solar térmica y fotovoltaica y con sistemas de producción de muy alta eficiencia.

Organización del programa
El personal del centro ha de poder atender a los habitantes con la máxima eficiencia y comodidad y los habitantes deben poder disfrutar de unos espacios que sientan como su hogar y que fomenten las relaciones de convivencia positiva. Es imprescindible que la organización del programa sea muy racional y eficiente y a su vez garantice que todos los espacios sean muy confortables y acogedores.

Con el fin de alcanzar dichos objetivos, proponemos un esquema organizativo muy claro, donde los espacios y servicios comunes se sitúan en un cuerpo central relacionado con la fachada de acceso y con el patio central y situando los módulos residenciales a las alas.

Los programes comunes se sitúan superpuestos en tres niveles, directamente relacionados con los dos núcleos de comunicación y dando fachada al patio central. En la planta inferior, la sala de estar (compartimentable) y la sala de terapia ocupacional se relacionan a nivel con el jardín. En la planta intermedia, donde se encuentra el acceso, el comedor y la sala polivalente se relacionan con el patio a través de una gran terraza orientada a sur y hacia las vistas al bosque Bellver. En la planta superior, la zona de fisioterapia y el resto del área de servicios específicos se relacionan con las vistas al bosque a través de una galería que comunica todas las estancias. Con fin de garantizar la intimidad en estas sales, proponemos unos patios transversales que iluminen y ventilen las consultas y la sala de fisioterapia sin exponerlos.

Los programas de servicio (cocina, almacén, instalaciones y lavandería) se sitúan en la fachada norte, superpuestos en las dos plantes superiores, en contacto directo con el acceso de servicio y mercancías y relacionados a través de un montacargas.

Los programas de administración y personal se sitúan al extremo nordeste del edificio, en las dos plantas superiores, bien relacionados con el acceso principal, a través de uno de los núcleos.

Los módulos residenciales, situados a las alas este y oeste, superpuestos de tres en tres, se abordan como ámbitos semi-domésticos; pequeñas comunidades alrededor de un patio ajardinado. Los módulos se organizan buscando la máxima eficiencia y la mayor calidad espacial y ambiental posible en cada uno de los espacios habitados: Habitaciones, circulaciones, sala de convivencia, office y sala de control. Todos estos espacios tienen relación directa con un exterior cualificado y ambientalmente confortable. La organización en anillo alrededor de un patio optimiza el esquema de circulación y refuerza el sentimiento de comunidad entre los habitantes.

Las habitaciones, los únicos espacios domésticos de intimidad, se han plantear teniendo especial cuidado de compatibilizar su eficiencia y superficie indicada con la posibilidad de apropiación del espacio para convertirlo en un pequeño hogar. Son espacios confortables y funcionales que responden a las diferentes necesidades de movilidad de cada habitante. Se ha de estudiar la distribución para generar el espacio diáfano más grande posible, a fin de facilitar la asistencia e incrementar el grado de libertad en la distribución de mobiliario. Las ventanas, que arriben hasta los 30cm del suelo para garantizar buenas vistas desde cualquier posición, incorporan un pequeño balcón con espacio exterior para colocar jardineras que cada usuario pueda plantar a su gusto. Aparte de los armarios, se propone la instalación de estantes que contribuirán a la personalización del espacio. Los baños, aunque no son normativamente accesibles, se han diseñado con el objetivo de garantizar un uso confortable por parte de todos los habitantes.

Galería de imaganes:

Para poder ver los planos del proyecto debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment