Hospital Oncopole en Orán, Argelia

Lecoc Arquitectura | Orán , Algeria | VER WEB
Proyectos Arquitectura Servicios Centrales Diagnóstico y Tratamiento Oncológica Hospital Oncopole en Orán, Argelia

El proyecto apela al encanto y la sabiduría arquitectónica tradicional de Argelia como vía para encontrar cabida en el paisaje de una ciudad tan legendaria para el Mediterráneo como es Orán. Se ubica en una zona próxima a la Universidad de Ciencia y Tecnología de Usto, sobre una parcela de geometría poligonal irregular. En la ciudad de Orán, y en general en Argelia, el acceso al diagnóstico y tratamiento oncológico es difícil.

Este proyecto apuesta por la asistencia sanitaria centrada en el confort del paciente, con el mejor equipamiento y equipo médico, de la más alta calidad y con las mejores prestaciones tecnológicas. La implantación resuelve la secuencia de entrada amable al edificio y las premisas del cliente de ampliar en un futuro los servicios que ofrecerá el Hospital. Una volumetría clara y compacta, que responde a su adaptación geométrica a la parcela, maximiza la utilización de la superficie. El proyecto resuelve la ordenación de los espacios mediante un patio central, reinterpretando de manera contemporánea uno de los elemento más característicos de la arquitectura mediterránea.

El vacío central ordena las circulaciones, los flujos de personal y pacientes, y ofrece espacios propicios para el descanso y relación en el patio, el corazón del edificio, y vistas cruzadas de los diferentes espacios que vuelcan hacia el interior. El patio permite la iluminación y ventilación de todas las plantas del edificio, incluida la planta sótano, en la que se desarrolla gran parte del programa.

El tratamiento de la luz en el espacio es clave para conseguir el objetivo fundamental que persigue el proyecto: aportar bienestar y salud al paciente. En el interior del edificio, predominan los tonos claros elegidos para los revestimientos naturales, favoreciendo un ambiente luminoso y aportando tranquilidad y serenidad.

La construcción de los límites del proyecto se trabaja a través de la piel del edificio. Su tratamiento continuo aporta un carácter fuertemente unitario e identificable al edificio. Las fachadas funcionan como planos largos que, a través de una composición jerarquizada, trabajan sobre las diferentes escalas de percepción del edificio.

Se reinterpreta otro elemento de la arquitectura tradicional mediterránea, como la “musharabia”, con el fin de ligar el edificio a la cultura del lugar, estableciendo un diálogo con el entorno y ofreciendo una solución para proteger al edificio tanto del soleamiento como de las vistas, generando intimidad.

La materialidad del proyecto se resuelve a través de tres elementos que se combinan de manera fluida y alternada: el elemento opaco, el perforado y el transparente.

Esta piel se materializa mediante una fachada ventilada de hormigón de altas prestaciones, resolviendo con el mismo material tres elementos totalmente diferentes: elementos opacos, con una textura compacta y lisa; elementos perforados, traslúcidos a la luz; y elementos transparentes, con grandes aperturas que captan la atención desde el exterior. Esto permite obtener múltiples configuraciones que dan respuesta a las necesidades funcionales del interior, siguiendo una modulación de fachada estricta.

La luz se tamiza de manera que se obtienen diversos niveles de iluminación en función del uso de cada de espacio. Los espacios públicos, de acogida, de distribución y las salas de espera, están directamente bañados por la luz natural desde el exterior. Los espacios de mayor privacidad, como consultas o espacios de tratamiento, están iluminados de manera natural, pero tamizada y controlada a través de la piel del edificio.

La iluminación se liga al concepto de la privacidad, tan importante en la cultura árabe, en el que los espacios con carácter público están expuestos a la vista desde el exterior. Sin embargo, los espacios que por su uso deben mantener una mayor privacidad, se protegen a través de la “musharabia” de la fachada, de una manera que es comprensible y reconocible por la cultura local, en la que las miradas desde el exterior no están permitidas, pero sí desde el interior.

El edificio ha sido diseñado en términos sostenibles, adaptándose al clima de la región. La piel exterior cumple una doble función, tanto estética como de protección solar. Se ha puesto especial atención en el diseño según las orientaciones del edificio, las ventilaciones cruzadas, la fachada, la cubierta y las instalaciones para mejorar el rendimiento energético del edificio.

 

Fecha de finalización: 2018
Ubicación: Usto, Bir el Djir, Orán (Argelia)
Autor del Proyecto: Lecoc Arquitectura
Cliente: Sarl Oran Santé
Diseño equipamiento: General Electric, Elekta, Linde
Fotografías: David Zarzoso
Superficie:  5.000 m²
Premios: IF DESIGN AWARD 2021 Architecture

 

Galería de imágenes:

Para poder ver los planos de este proyecto debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata