El Hospital FREMAP Barcelona está especializado en el tratamiento de pacientes con patologías derivadas de contingencias profesionales, especialmente de origen traumatológico. El centro cuenta con una larga trayectoria que ha dado lugar a un hospital que ha ido creciendo paulatinamente hasta ocupar cinco edificios y alcanzar 9.500 m2 de superficie

El proyecto ejecutado, realizado sobre 5.650 m2, ha permitido adecuar el edificio a los requerimientos y usos previstos por la dirección del hospital.

En la planta baja del edificio, se ha redistribuido la unidad de urgencias según nuevas exigencias a la vez que se han modificado los accesos del hospital para distinguirlos espacialmente y conseguir una mayor inteligibilidad de cara a los usuarios que acceden al centro. Dentro del área de urgencias, las nuevas instalaciones albergan 3 consultas médicas, 1 sala de triajes, 1 sala de yesos y 1 sala de RCP, así como radiología convencional para uso exclusivo del servicio.

En la primera planta se sitúa el bloque quirúrgico, que consta de 4 quirófanos —dos de ellos de flujo laminar—, una sala de R.E.A y una unidad de Cirugía mayor ambulatoria con una dotación de seis camas, ofreciendo el mejor tratamiento para aquellos pacientes con intervenciones quirúrgicas que no precisen de internamiento.

En la intervención se ha actuado en las distintas unidades de hospitalización, y ha sido posible pasar de las 42 camas a las 62 camas actuales, que se han adaptado a los estándares actuales de confort de los pacientes.

En las últimas plantas se han situado el área de dirección, y una área de restauración con una gran cocina que sirve tanto al espacio self-service como al conjunto de unidades de hospitalización.

 


Además de la intervención en el interior, se ha actuado en las fachadas del edificio con dos objetivos. En primer lugar, para mejorar sustancialmente las condiciones térmicas y acústicas para optimizar la eficiencia energética del conjunto, y para mayor confort de los usuarios. En segundo lugar, se ha trabajado para obtener una imagen urbana unitaria del hospital, que como avanzábamos al inicio, estaba conformada por cinco edificios distintos. Para conseguir ambos objetivos se ha aplicado un sistema de aislamiento térmico continuo resuelto desde el exterior que presenta un acabado final con revoco decorativo. Al aplicar el sistema desde el exterior se redujeron considerablemente los gastos de obra a la vez que el funcionamiento interior no se vio afectado durante la ejecución del mismo.

Es necesario subrayar las mejoras producidas para mejorar las condiciones del edificio en relación con su entorno urbano inmediato. La maquinaria de las instalaciones del hospital se ha ubicado, en gran parte, en una entreplanta sobre el bloque quirúrgico favoreciendo una cualidad visual y acústica óptima que el antiguo edificio había emborronado.

Cabe destacar el estudio pormenorizado de las distintas fases de la obra para minimizar el impacto sobre el funcionamiento ordinario y el servicio ofrecido por el hospital. La obra se dividió en 2 fases antecedidas por una fase previa. En la fase previa, sin afectación a la actividad del hospital, se adaptaron las instalaciones de forma provisional para llevar a cabo la obra. La fase 1, estimada en 7 meses, intervino sobre el área de cirugía, una unidad de hospitalización y la cocina. Durante la segunda fase, ya con los quirófanos en funcionamiento, se realizó el resto de la obra. El conjunto de las obras duraron un total de 14 meses.

 





Autor del Proyecto: Jordi Figa y JG Ingenieros
Fuente: http://www.jgingenieros.es/proyecto/44/hospital-fremap
Ubicación: Barcelona (Barcelona), España
Promotor: Mútua FREMAP
Diseño estructural: Angel Obiol
Diseño instalaciones: Jordi Figa y JG Ingenieros SA
Construcción: OHL
Superficie: 5.650 m2
Núm. camas: 62
Dirección de obra: JG Ingenieros SA

Galería de imágenes:

Galería de planos:

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment