El pleno del Consejo Económico y Social (CES) ha aprobado por unanimidad el dictamen sobre el Anteproyecto de Ley sobre Farmacovigilancia que prepara el Gobierno español, aunque ha destacado que no le parece razonable que en igualdad de precios el farmacéutico esté obligado a dispensar un medicamento genérico.

Este órgano consultivo considera que en este caso, cuando hay igualdad de precios, puede “abrirse la sustitución también a otras opciones de marca que no superen dicho precio”.

Además, advierten de que la toma de decisiones económicas que afectan a un bien de primera necesidad estrechamente vinculado a la salud, como el medicamento, deben estar presididas “en todo caso por argumentaciones y justificaciones de naturaleza humana”.

 

El CES también opina que la trasposición llevada a cabo se ajusta adecuadamente al contenido de las directivas europeas sobre farmacovigilancia y prevención de la entrada de medicamentos falsificados en la cadena de suministro legal. La regulación es “bien acogida” por el Consejo al entender que “profundiza en el control de la calidad y la seguridad en la fabricación y el suministro de los medicamentos, que “pueden entrañar riesgos para la salud derivados de comportamientos irresponsables de los consumidores, pero también pueden relacionarse con la calidad de los productos”.

 

Sin embargo, el CES cree que no parece realista la pretensión del Ministerio de Sanidad, recogida en la Memoria económica del Anteproyecto, de no incrementar el gasto presupuestario a pesar de la necesidad de un mayor control administrativo.”Sería recomendable revisar las previsiones económicas y organizativas vinculadas a la aplicación de la norma a fin de procurar que los procedimientos se resuelvan eficazmente”.


El CES considera que “no parece razonable” que en igualdad de precios el farmacéutico esté obligado a dispensar un medicamento genérico

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment