Desde el traspaso de las competencias sanitarias, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha reforzado considerablemente este servicio, triplicando la plantilla de profesionales y dotándolo de la tecnología más avanzada, como el PET-TAC incorporado a finales de 2006 con una inversión a los 1,8 millones de euros.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment