El Hospital General de Tomelloso inició ayer la actividad quirúrgica con la puesta en marcha de los quirófanos del centro sanitario. En concreto, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) comenzó a realizar las primeras intervenciones de cirugía ambulatoria que es la que se practica al paciente sin realizarse un ingreso, al tratarse de técnicas poco agresivas que permiten una recuperación más rápida a los usuarios. Las primeras intervenciones practicadas en el Hospital General de Tomelloso han requerido que los cuatro quirófanos con los que está dotado estén totalmente operativos para que los servicios de Dermatología, Urología, Cirugía General, Otorrinolaringología y Traumatología puedan operar a sus pacientes en las nuevas instalaciones, evitando que éstos tengan que desplazarse a otros centros sanitarios. Las cirugías que en principio se están realizando en el área quirúrgica de Tomelloso, por la que se espera que pasen en torno a una quincena de pacientes al día, son las que requieren anestesia local, como es el caso de lesiones de la piel y partes blandas, biopsias de ganglios, drenaje de abscesos, quistes sacros, etcétera. El bloque quirúrgico del Hospital General de Tomelloso está equipado con cuatro quirófanos y cuenta con áreas de reanimación y cirugía mayor ambulatoria (CMA) ubicadas en el área de cuidados especiales. Los quirófanos están dotados con las últimas tecnologías, modernas mesas y lámparas quirúrgicas, y sistemas de monitorización anestésica de última generación. Resonancia magnética. Además de la puesta en marcha del área quirúrgica, el hospital continúa con su apertura paulatina de servicios, como es el caso de la resonancia magnética, cuyos trabajos de instalación finalizaron a principios del presente mes, por lo que está previsto que en breve empiece a realizar las primeras pruebas a pacientes. Las obras de instalación general de la resonancia comenzaron el pasado mes de marzo. Fue a principios de abril cuando empezó a inst
El centro hospitalario ya está realizando intervenciones que no precisan el ingreso de pacientes intervenidos
alarse el núcleo de este moderno equipamiento en el que el Gobierno regional ha invertido aproximadamente 800. 000 euros. Según el Sescam, la gran ventaja de este nuevo servicio de resonancia magnética con el que cuenta el hospital es que tiene pocos efectos secundarios, ya que utiliza señales magnéticas para ver a través del cuerpo en lugar de las tradicionales radiaciones utilizadas por los equipos de rayos X. De igual forma, la resonancia puede mostrar detalles en imágenes que no se pueden ver con otras técnicas de proyección. (La Tribuna de Ciudad Real)

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment