La Unión Europea reconoce la importancia de la `eHealth` y ha `firmado` comprometerse. Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos diarios de cientos de especialistas de los cinco continentes, la sanidad digital no acaba de despegar: falta de confianza, compromiso, respeto e inversión son algunos de los obstáculos principales.

El segundo día de la `eHealth week` que se celebra en Barcelona ha comenzado con la voz institucional de Pablo Rivero, director de la Agencia de Calidad del Ministerio de Sanidad español, y de Zoran Stancic, director general adjunto del DG-INFSO de la Comisión Europea. Ambos han resaltado la implicación de los gobiernos -el europeo y el nacional- en el impulso de la e-Salud.

“Hay que trabajar sobre la materia prima del siglo XXI: el conocimiento. Si sabemos gestionarlo de forma eficiente, se evolucionará de una manera más adecuada”, ha destacado Rivero. Aunque él mismo ha reconocido los obstáculos presentes en esta área, ha subrayado el “papel ejemplar” de nuestro país, por ejemplo a la hora de extender la presencia de historiales médicos digitales en un 98% de los centros de Atención Primaria.
La falta de confianza, compromiso, respeto e inversión son los obstáculos principales
En una línea similar se ha expresado el representante de la Comisión Europea que ha destacado los 20 años que lleva dedicando el organismo europeo a la sanidad digital: “Se ha contribuido a impulsar centenares de proyectos que ya están dando beneficios a los pacientes”. Durante su intervención, Stancic también se ha referido a los “héroes silenciosos”, que son las empresas más pequeñas y que mayores problemas tienen para hacer llegar su innovación al mercado.

Un debate dirigido por Bernat Soria

Tras esta primera conferencia, y en contraposición a la parte más gubernamental, el ex ministro de Sanidad, Bernat Soria, ha dirigido un debate sobre la importancia de hacer llegar la información en el momento correcto y a las personas adecuadas. Un foro de discusión en el que han salido a relucir las principales limitaciones de la sanidad digital de hoy en día.

Alejandro Jadad, director de Innovación y fundador del Centro para la Innovación Global en e-Salud (Canadá), ha destacado que la principal barrera es la humana pero no sólo la de los líderes gubernamentales, sino también la de los médicos y los propios pacientes. “Hay que conseguir que exista una mayor confianza en las nuevas tecnologías pero, para eso, primero es necesario que haya respeto”.

Jadad, que afirma estar centrado en “trascender las barreras y en crear conexiones”, ha lamentado la poca velocidad con la que se implantan las innovaciones tecnológicas. “Todavía no sabemos utilizar de forma adecuada el teléfono móvil en el campo de la medicina y cuando lo logremos ya iremos con demasiado retraso porque esa herramienta estará obsoleta”, ha afirmado.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment