Especialistas del Servicio de Cirugía del Hospital Marina Baixa, en Villajoyosa (Alicante), han aplicado con éxito una técnica de corrección de la hernia inguinal mínimamente invasiva, que evita la presencia de cicatrices en la ingle, y que permite que los pacientes sean dados de alta en las primeras 24 horas tras la intervención, así como un postoperatorio más rápido, según han informado fuentes de la Generalitat valenciana.

De este modo, este procedimiento, denominado hernioplastia endoscópica, corrige la hernia con un abordaje
“completamente distinto” del utilizado habitualmente, evitando las “clásicas” cicatrices inguinales, “que eran muy dolorosas”, y colocando una malla de “gran tamaño” por un abordaje posterior y con incisiones mínimas, ha explicado el Consejo.

En los últimos cinco años, el servicio de Cirugía de la Marina Baixa ha intervenido con esta técnica a 175 pacientes, en los que se han realizado un total de 290 hernioplastias, entre los que ha destacado la baja cifra de complicaciones postoperatorias y el “altísimo” grado de satisfacción final de los pacientes, que se ha situado por encima del 95 por ciento.

En este sentido, el jefe de sección del servicio de Cirugía del Hospital Marina Baixa, Julio Camacho, ha resaltado que la hernioplastia endoscópica utiliza todos los avances técnicos de la cirugía mínimamente invasiva, “buscando un mayor confort del paciente en términos de recuperación postoperatoria, y con unos resultados similares a la cirugía convencional en cuanto a recurrencias”.

La hernioplastia endoscópica corrige el problema con un abordaje diferente y evita la presencia de cicatríces en la zona intervenida

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment