El Hospital Río Hortega inaugurará en “breve” una Unidad de Quemados, el primer servicio de estas características de Castilla y León, que evitará el traslado de este tipo de pacientes a centros hospitalarios de otras comunidades. La apertura, probablemente en verano, se producirá 18 meses después de la inauguración del hospital.

La Unidad de Quemados, desarrollada por el servicio de Cirugía Plástica, contará con cinco camas y un quirófano específico, así como dos baños de preoperatorio y otro más de urgencias. Una característica de la unidad es que sus boxes, de puertas dobles, contarán con presión positiva, de tal forma que los gérmenes pasarán de las habitaciones al pasillo, pero nunca en dirección inversa.

La Unidad de Quemados será el primer servicio de estas características de Castilla y León

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment