El objetivo de reducción de gasto sanitario impuesto por el Depar-tament de Salut es imposible de cumplir sin un recorte importante en las prestaciones que se ofrecen a los ciudadanos o en los gastos de personal, advirtió ayer la Unió Catalana d`Hospitais (UCH). La advertencia llega como preludio de la negociación que la UCH y el Departament de Salut deben mantener en las próximas semanas para concre¬tar cómo se aplican los recortes.

La UCH, que cuenta con más de 380 centros y 45.000 puestos de trabajo, agrupa aJ 74% de los centros sanitarios privados que trabajan de manera concertada para la sanidad pública. La entidad reclama, en un comunicado difundido ayer, un debate amplio para lograr “acuerdos que permi¬tan esta reestructuración de la manera más eficaz y menos lesiva posible”.

El Departament de Salut tiene el objetivo de conseguir un recorte presupuestario del 10% en el conjunto de la sanidad pública. En los centros de la UCH, el recorte se limitará al 7,4%. Según ios cálculos realizados por los hospitales de la UCH. se puede conseguir un recorte de entre el 3% y el 5% extremando la eficiencia en la gestión de los centros. Pero para llegar al 7,4% será inevitable recortar también en prestaciones y en personal.

La Unió Catalana d`Hospitals (UCH) advierte que mejorar la gestión no bastará para cumplir el objetivo de reducción de gasto
La Unió quiere dejar claro que las entidades no podrán asumir los recortes sólo aplicando medidas de gestión, advierte el comunicado. “Llegar a cifras superiores [del 3% al 5% de reducción de presupuesto] supone adoptar medidas que afectarán al modelo de prestación de servicios y a la estructura de las organizaciones, con especial incidencia en el ámbito de las plantillas”. El recorte en prestaciones consistiría principalmente en reducir la actividad en algunas áreas, lo cual conllevaría un alargamiento de las listas de espera. Este tipo de ajuste está ya en marcha en importantes hospitales delasani-dad pública, como Valí d`Hebron y Can Ruti, que reducirán drásticamente las intervenciones quirúrgicas del 11 al 26 de abril aprovechando la Semana Santa.

Además de la UCH. también los colegios de enfermería de Catalunya han anunciado la creación de un observatorio para evaluar las medidas que se adopten para recortar el gasto de la sanidad pública, informó ayer la agencia Efe. El colectivo de enfermería, que agrupa a 42.000 profesionales que trabajan en la sanidad pública, teme que los recortes afectarán tanto a la calidad de la asistencia que reciben los pacientes como a las plantillas.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment