El hospital de Sant Pau prepara un plan de viabilidad económica para cortar la sangría de un millón y medio de euros mensual que le lleva a un déficit acumulado de 24 millones entre el año pasado y lo que va de este. El nuevo gerente del centro, Xavier Corbella, ha comunicado a los trabajadores que hay que empezar a negociar una reducción de gastos.
El hospital, que está perdiendo un millón y medio de euros al mes, prepara un plan de viabilidad. Se reducirán un 15% los cargos directivos y un 10% sus salarios.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment