La junta de personal del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida ha dado un ultimátum a la dirección del centro para que aclare el futuro de más de 400 trabajadores interinos afectados por los recortes aplicados durante el verano. La petición llega ante las dudas de que dichas restricciones en los servicios puedan prolongarse más allá de este mes. Según han explicado fuentes sindicales, el hospital no ha concretado si las 120 camas cerradas durante el verano, así como la mitad de los quirófanos y una unidad de curas intensivas, recuperarán la actividad a partir del mes que viene.

De hecho, fuentes del Departament de Salut ya avanzaron hace unas semanas que no se pondría en funcionamiento ningún equipamiento prescindible. Sin embargo, según los sindicatos dichas restricciones se traducen en un aumento de las listas de espera que, por su parte, suponen prolongar los tratamientos a los pacientes. Por todo ello, al final “acaba saliendo más caro que atender a tiempo”, según ha explicado la junta de personal.

Ante esta situación, los profesionales lamentan, por un lado, la precariedad y el futuro incierto de los trabajadores afectados, enfermeras, auxiliares de enfermería y médicos, y, por el otro, la pérdida de calidad en el servicio prestado a los ciudadanos. Es por ello que han dado de tiempo esta semana al director del hospital y gerente del Institut Català de la Salut en Lleida, Victorià Peralta, para que aclare la situación. De no ser así, amenazan con nuevas movilizaciones.

Precisamente Peralta emitió este martes un comunicado en el que trataba de calmar los ánimos puntualizando que si alguno de los interinos no se reincorpora será porque se convocaron oposiciones y su plaza es ocupada por un funcionario. Concretó que se convocaron 95 plazas, con lo cual ésta es la cifra máxima de posibles afectados, pero matizó que pueden ser menos si alguno de los que han conseguido plaza ya está trabajando actualmente como interino. Asimismo, Peralta garantizó que “no está prevista la rescisión de ninguna plaza de especialista”.

Por su parte, el grupo de Iniciativa per Catalunya Verds ha pedido explicaciones al Departament de Salut sobre el mismo tema. Su portavoz, Laia Ortiz, ha registrado en el Parlament una serie de preguntas sobre el futuro del centro. En concreto, pide saber cuántas de las 120 camas se reabrirán y cuándo y los puestos de trabajo que se perderán por la no renovación de contratos.

Alertan que las restricciones se traducen en un aumento de las listas de espera

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment