Se llama Sala Blanca y supone un paso de gigante en la lucha contra el cáncer infantil. Es la primera en España y funciona, desde ayer, en el Hospital Niño Jesús. En esta instalación se va a trabajar con células sanas del paciente -siempre un menor- para manipularlas y reimplantárselas después. El objetivo es abrir nuevas puertas a la investigación y al tratamiento de tumores metastásicos infantiles. La Sala Blanca del Hospital Niño Jesús -inaugurada ayer por la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y el consejero de Sanidad, Juan José Güemes-, es un ambicioso proyecto de investigación valorado en más de 545. 000 euros y que ha sido financiado, a partes iguales, por el Gobierno regional, la Fundación Genoma y el Instituto Carlos III. Líderes en terapia celularLas nuevas instalaciones, que permitirán realizar proyectos de investigación en terapia celular y génica en el ámbito de la oncología infantil, tienen estrictas condiciones de control de contaminación, temperatura, humedad y presión necesarias para este tipo de ensayos clínicos basados en la utilización de células humanas cultivadas en el laboratorio. Cuentan, de hecho, con cuatro laboratorios bien diferenciados: biología molecular, criopreservación, terapia celular y terapia génica. En el Hospital Universitario Infantil Niño Jesús se diagnostican, al año, unos cien casos de cáncer; la mayoría son leucemias. Durante el año 2008 se realizaron aquí más de cincuenta trasplantes de médula espinal. Los médicos encargados del proyecto madrileño aseguraban ayer que la legislación obliga a que la manipulación, cultivo y administración de las células se lleven a cabo en condiciones estrictas que garanticen la calidad del producto a administrar. Ello significa que el cultivo celular ha de realizarse en instalaciones que cumplan unos máximos de calidad y seguridad. De ahí los citados controles de contaminación, temperatura, humedad y presión. El director científico del proyecto, doctor Manuel Ramírez, asegu

ró que esta Sala Blanca servirá para desarrollar un ensayo clínico sobre una nueva estrategia experimental para el tratamiento de los tumores metastásicos infantiles. Con esta nueva infraestructura, el hospital se encuentra en condiciones óptimas para liderar el desarrollo de la terapia celular en el ámbito de la oncología pediátrica en la comunidad madrileña, con proyección a pacientes de toda España. La Sala Blanca ocupa una superficie aproximada de 155 metros cuadrados perteneciente a la Unidad de Onco-Hematología y Transplante Hematopoyético del hospital. Todos son compartimentos estanco separados por puertas enclavadas. La entrada y salida de materiales y residuos se realiza por compartimentos cerrados y ventilados. (abc. es)

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment