El Consejo General de Enfermería no se conforma con que el enfermero pueda prescribir; quiere dar un paso más. Su presidente, Máximo González Jurado, aprovechó el viernes la presentación de un informe sobre las medidas acordadas en el último Consejo Interterritorial para recetar el fármaco contra la crisis financiera del SNS: una reorganización de los recursos humanos ahorraría gastos.

A su juicio, “estas primeras acciones y medidas aprobadas no suponen una respuesta global; son claramente insuficientes, por lo que habrá que avanzar en la hoja de ruta si realmente se quiere dar respuesta al problema”.
Según Enfermería, el acuerdo del Consejo Interterritorial es insuficiente, ya que es el momento de hacer sacrificios en recursos humanos. El pacto sanitario debe acometer una reorganización que defina nuevas competencias para los enfermeros, lo que conseguiría reducir gastos
La contención de gastos en recursos humanos se tendría que abordar de forma inmediata, antes incluso que ahorrar 1.500 millones de euros en política farmacéutica: “El acuerdo sólo racionaliza el gasto en farmacia y no en personal”. Ésa es, en su opinión, la principal carencia: “Para lograr la sostenibilidad de un sistema sanitario que ha llegado al tope de sus posibilidades se deben hacer sacrificios en recursos humanos, algo que habrá que abordar sin miedos en la mesa de diálogo que pretende poner en marcha el Interterritorial”.

No en vano “la mayor parte de los presupuestos sanitarios europeos se destina al pago de sueldos y contrataciones”.En este contexto hizo hincapié en el desarrollo de competencias acordes con la nueva formación del enfermero generalista y especializado y el desarrollo definitivo del Real Decreto 450/2005 de Especialidades de Enfermería, con la creación de la nueva categoría de enfermero especialista en el SNS.

“Es el momento de fomentar la participación activa de los enfermeros en la gestión y dirección de los servicios de salud, poniendo a su disposición programas formativos que contribuyan a una mayor preparación”. Es más, “los enfermeros son los que mejor conocen y gestionan los recursos”.

Según él, también es obligación del profesional sanitario saber generar confianza en el tratamiento, independientemente del precio: “España es un país muy medicalizado; es decir, queremos al médico para todo y el fármaco más caro”.

Precisamente “ahora que el enfermero también es prescriptor, tras la reciente aprobación de sus competencias en materia de uso, indicación y autorización de medicamentos y productos sanitarios, la institución pretende dar una amplia formación en el uso racional de los fármacos en el curso de 150 horas para conseguir la licencia de prescriptor”.

Es el momento de acometer una planificación, y un ejemplo que citó es que en la campaña de vacunación de la gripe A el enfermero fue el encargado de realizar el triaje y de atender y resolver los problemas: “Si lo hacen los médicos, el sistema se colapsa; éste puede ser el camino”.Tampoco es eficaz ni eficiente que la inversión que el sistema realiza no se rentabilice con un uso permanente durante las jornadas de mañana y tarde: “Los enfermeros no tenemos ningún problema por trabajar en los quirófanos las 24 horas del día, pero es una cuestión compleja por terceros intereses”.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment