El consejo de administración del mayor proveedor de servicios públicos sanitarios, el Instituto Catalán de la Salud (ICS), aprobó ayer su «reformulación» empresarial. Su objetivo es convertirse en un plazo de máximo cinco años en el Grupo ICS, del que colgarán siete empresas hospitalarias y otras 15 de atención primaria. Los sindicatos criticaron la decisión al señalar que abre la puerta a la privatización de los centros sanitarios públicos. Los primeros en convertirse en filiales del actual ICS serán el Hospital Arnau de Vilanova, situado en Lleida, y un grupo de 26 equipos de atención primaria de Girona.

«Mañana no pasará nada nuevo», apuntó el director gerente del ICS, Joaquim Casanovas. De hecho, los planes del departamento de Salud pasan por descentralizar poco a poco el ICS. Así, antes de que finalice 2012, el Arnau de Vilanova se constituirá como empresa pública, con personalidad jurídica propia. Lo mismo ocurrirá con la agrupación de equipos de atención primaria gerundenses. Su dotación presupuestaria equivaldrá al ocho por ciento de la cantidad total con la que cuenta el ICS, unos 2.770 millones de euros. El año siguiente, en 2013, otros centros hospitalarios y de atención primaria irán adquiriendo poder de autogestión. Esta forma de proceder permitirá a Salud y al ICS monitorizar todos los trámites y observar si algo falla y cómo para evitar repetir errores y los siguientes pasos a dar.

«No se trata de ahorrar, sino de gastar mejor», aseguró Casanovas. La dirección del ICS defiende que para lograr que el mayor proveedor de servicios públicos sanitarios sea «una empresa pública eficiente, sostenible y descentralizada» su modelo organizativo debe virar hacia una gestión más territorial y «adaptada al sistema sanitario integrado de utilización de Cataluña –es decir, el sector concertado». Dicho de otro modo, los hospitales seguirán siendo de titularidad pública –del ICS– pero serán, por sí mismos, proveedores de servicios sanitarios. Esto implica que el Servicio Catalán de la Salud les contratará directamente la actividad a cada uno de ellos y que, mientras no lleven a cabo actividad privada, tendrán plena autonomía para gestionar sus instalaciones, recursos y crear sinergias con otros centros. De hecho, esto último es uno de los objetivos de la conselleria de Salud y así lo destaca el ICS para justificar su reformulación. «Dotarlo –al Hospital Arnau de Vilanova– de mayor autonomía de gestión ayudará a mantener y potenciar su liderazgo en el territorio, así como a crear alianzas estratégicas con otros centros de su área de influencia».
El ICS aprueba que el Arnau de Vilanova y 21 CAP obtengan personalidad jurídica propia
En cuanto a la agrupación gerundense de centros de atención primaria, ésta permitirá «desarrollar un modelo colaborativo entre la atención primaria y la hospitalaria en esa región sanitaria, en términos de coordinación e integración asistencial».

Flexibilidad vs control
El Instituto Catalán de la Salud da servicio a 5.800.000 ciudadanos, a través de ocho hospitales y 385 equipos de atención primaria, entre otras unidades sanitarias. Emplea a unas 40.000 personas, de las que 2.400 son especialistas de 49 especialistas diferentes en ciencias de la salud. La filosofía de la actual cúpula directiva del ICS, con Joan Prat al frente, es dar flexibilidad a esta macroestructura para ganar en eficiencia y proximidad asistencial. Sin embargo, para los sindicatos este nuevo modelo organizativo busca «huir de la figura de interventor», ya que según Metges de Catalunya, las nuevas filiales tendrán menos obligaciones de rendir cuentas. Además, señalan que la situación de los trabajadores se precarizará. «Saben que la sanidad es un negocio inagotable y que, bien gestionado, puede dar beneficios en manos privadas», aseguraron desde el sindicato de Enfermería Satse.

Cuatro claves
1.- 23/02/2012
El consejo de administración del ICS aprueba su «reformulación» que pasa por dar autonomía de gestión a hospitales y centros de atención primaria en un plazo de cinco años.
2.- 01/01/2013
Si la hoja de ruta de Salud se cumple, a finales de 2012, el Hospital Arnau de Vilanova, en Lleida, y 26 equipos de atención primaria de Girona, ya serán empresa públicas autónomas que se autogestionan.
3.- 01/01/2017
Se habrán creado 7 filiales hospitalarias y otras 15 de atención primaria con personalidad jurídica propia pero sin derecho a realizar actividad privada.
4.- OPOSICIÓN
Mientras Salud defiende que el ICS ganará en eficiencia, los sindicatos critican que abre la puerta a la privatización y que precariza aún más la situación de los trabajadores.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment