El ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha corregido los errores del articulado del Real Decreto-ley de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) que ponían en peligro los derechos adquiridos por el ejercicio laboral de los profesionales sanitarios (médicos, practicantes y matronas), cumpliendo así con el compromiso adquirido con los presidentes de los Consejos Generales de Médicos y Enfermeros.

La corrección, publicada en el Boletín Oficial del Estado de este martes y consensuada entre el Ministerio y los presidentes de los Consejos Generales de Médicos y Enfermeros, viene a garantizar a los profesionales sanitarios que se habían visto afectados sus derechos consolidados, estableciendo también que la norma tendrá aplicación a partir del 31 de diciembre de 2013.

El decreto afectaba a médicos y enfermeros (practicantes y matronas) titulares de los servicios locales que prestan sus actividad profesional en los servicios de salud, así como al resto del personal funcionario que presta sus servicios en instituciones sanitarias públicas, ya que se les instaba a integrarse en los servicios de salud como personal estatutario fijo o se les adscribiría a órganos administrativos no pertenecientes a las instituciones sanitarias públicas.

Esta situación, según los responsables de los Consejos Generales de Médicos y Enfermeros, “venía a introducir una grave inseguridad jurídica y causaba indefensión a los afectados por cuanto no se incluía en la misma el imprescindible respeto a los derechos que estos profesionales ostentan en sus actuales puestos de trabajo, que podrían verse conculcados, especialmente, si optan por la no integración, sobre todo en lo referente a su antigüedad y su jubilación”.

Sin contar con el hecho de que, estos profesionales, “dejarían de desempeñar funciones asistenciales al pasar a órganos administrativos cuya naturaleza y denominación la disposición no aclara”.
El ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha corregido los errores del articulado del Real Decreto-ley de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS)
Ahora, el BOE subsana esta situación al añadir que, tras integrarse en los servicios de salud como personas estatutario fijo, éste se realizará “sin perjuicio de los derechos consolidados”. Del mismo modo añade a la expresión personal funcionario la palabra sanitario y establece su aplicación a partir del 31 de diciembre de 2013, y no desde el 31 de diciembre de 2012, como el RD inicial.

Desde el publicación del RD, la Ministra del ramo Ana Mato ha celebrado dos reuniones para tratar el tema, la primera de ellas el pasado 8 de mayo con el presidente del Consejo General de Enfermería de España, Máximo González Jurado, y la segunda este lunes mayo con el mismo interlocutor por parte de la enfermería, así como con Juan José Rodríguez Sendín, presidente del Consejo General de Colegios de Médicos.

En ambas reuniones, Mato se comprometió a corregir la situación creada por a actual redacción de este Real Decreto, “mostrando su plena disposición a mantener los derechos consolidados por los profesionales médicos y enfermeros afectados gravemente por esta nueva regulación del Ministerio a través de una corrección de errores de dicha normativa publicada en el Boletín Oficial del Estado”.

Tras su publicación en el BOE, Jurado le ha trasladado a la ministra el agradecimiento de la enfermería española y su sensibilidad con esta problemática al recoger en la citada corrección de errores. Asimismo, afirma que con esta corrección “se consigue el objetivo perseguido por las administraciones sanitarias de homogeneizar la política de recursos humanos y por nuestra parte de que estas integraciones se realicen con el menor trastorno posible para estos buenos profesionales que tanto han hecho por nuestro SNS a lo largo de su vida profesional”.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment