El Hospital Sant Joan de Déu, en Esplugues de Llobregat (Barcelona), ha puesto en marcha este año un taller de arte terapia para niños con trastorno mental grave que están ingresados en el centro. La iniciativa ha sido un “éxito”, según los responsables de psiquiatría, y ha contribuido a facilitar el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes.

Cada año, más de 300 niños ingresan en la Unidad de Psiquiatría del Hospital de Sant Joan de Déu. El tiempo de estancia media es de unos 17 días, aunque varía en función del trastorno. “Las patologías alimentarias son las que requieren más tiempo, ya que pueden pasar dos o tres meses hasta que los pacientes recuperan su peso, luego hay ingresos de una semana de niños que sufren una crisis aguda”, explicó a Europa Press el coordinador de psiquiatría, Bernardo Sánchez.

La unidad funciona bajo la premisa de que la hospitalización sea “lo más corta posible” para que, en cuanto se encauza el caso, el paciente “se derive al ambulatorio y vuelva a su ambiente”, según Sánchez. Para ello, la clave es “tener mucha cintura y hacer un diagnóstico rápido y, luego, determinar un plan de conexión con las familias y con la escuela”. Diariamente, los pacientes participan en diferentes actividades que tienen como objetivo enfatizar el trabajo en equipo, enseñar a relajarse, expresar sus emociones y aprender a respetar las reglas.

La última actividad en incorporarse ha sido la arte terapia, una técnica que utiliza “diferentes disciplinas como la danza, el teatro, la pintura, la música, la escritura y la narración para fomentar la creatividad y la expresión de sentimientos”, según Núria Mompín, arterapeuta del hospital. “En las patologías muy graves, la arte terapia puede sacar más información de los niños que otras, porque usa el ámbito no verbal”, apuntó Bernardo Sánchez. La actividad que se está mostrando más efectiva son las artes plásticas en la que “los niños juegan con el barro, las pinturas, las acuarelas y, después de la actividad, expresan verbalmente lo que han hecho y qué significa para ellos”, según la arterapeuta.

Las sesiones se realizan dos días por semana en grupos de una decena de pacientes de entre 5 y 17 años. La información que se desprende de estas actividades contribuye, según los especialistas, a elegir la estrategia más efectiva para tratar el trastorno que sufre el niño

La unidad funciona bajo la premisa de que la hospitalización sea “lo más corta posible” para que el paciente vuelva a su ambiente cuanto antes

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment