Podría parecer una escena de una vieja película de ciencia ficción pero es una realidad en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo: un robot está enseñando a caminar a pacientes con lesiones medulares que se consideran incompletas. Se trata de un proyecto investigador que ha merecido un premio de la Sociedad Española de Paraplejia.

Cuatro doctores, tres fisioterapeutas y un biólogo conforman el equipo investigador que ha puesto en marcha este proyecto bajo la coordinación de la doctora Ana Esclarín. El robot, que responde al nombre de Lokomat, consta de un arnés en el que se introduce el paciente y de una cinta transportadora en su base.

El lesionado medular sujeta sus piernas y caderas con correas a un exoesqueleto robótico que se encarga de reproducir la forma de caminar de los humanos. De esta forma, el paciente que está tratando de volver a andar es adiestrado por el robot con información sensorial sobre cómo debe colocar su cuerpo.

Después, una computadora registra sus movimientos, lo que permite a los terapeutas hacer un seguimiento diario de sus progresos.

Pruebas con dos grupos. Para medir la eficacia de Lokomat, los investigadores del Hospital Nacional de Parapléjicos han experimentado con dos grupos de lesionados.

A uno se le han aplicado técnicas convencionales y el otro ha sido ayudado por este robot. La conclusión no deja lugar a dudas: La tecnología robótica acelera la rehabilitación dados los resultados positivos con el grupo de pacientes con lesión medular incompleta sometidos al Lokomat. Esto abre nuevos ámbitos de investigación para abordar la recuperación funcional de la marcha», explica la doctora Esclarín.

Además, según la coordinadora de esta investigación, Ana Esclarín, «el uso de este sistema robotizado aumenta más la fuerza muscular y la resistencia de los pacientes en comparación con aquellos que han venido realizado una terapia convencional».

La introducción de robots en la recuperación del movimiento de estos pacientes es un paso más en los avances relacionados con la rehabilitación de lesionados medulares. Así, recientes investigaciones han descubierto la capacidad de adaptación del sistema nervioso para minimizar las lesiones a través de la conocida como «plasticidad neural», fenómeno por el cual el propio sistema nervioso modifica su organización estructural y funcional ante una lesión.

«Las nuevas tecnologías y la plasticidad neural son un combinado terapéutico al que incorporaremos un tercer proyecto de investigación en ciernes que nos permitirá identificar qué lesiones, qué tipología de pacientes y en qué momento del proceso de rehabilitación se puede sacar mayor beneficio», sostiene la doctora Ana Esclarín, la coordinadora.
Consta de un arnés en el que va el enfermo y de una cinta transportadora en su base.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment