ArquitecturaArtículosArtículos destacadosDiseño y ReflexiónDocumentación técnica COVID-19Gestión de pandemiasObstétrica y GinecológicaUnidades Hospitalización

Fecha: Marzo 2020
Idioma: Castellano
Procedencia: Parra-Müller Arquitectura de maternidades
Web: ver aquí
Autoras: Marta Parra y Angela Müller, arquitectas fundadoras de Parra-Müller Arquitectura de maternidades

Teniendo en cuenta no solo el escenario actual, sino que esta misma situación podría repetirse más veces en los próximos años y décadas, hemos de buscar soluciones para mejorar lo existente.

Los partos son procesos naturales que no se pueden frenar, y que seguirán ocurriendo al mismo ritmo, también durante las pandemias y los encierros. Los niños seguirán naciendo, lo hemos visto en las guerras y en otras crisis nacionales e internacionales. También en tiempos de Coronavirus.

Madres y recién nacidos se convierten en personas de altísima vulnerabilidad, al tener que ir a dar a luz a los hospitales, focos de las infecciones. Ya son varios los casos de mujeres casi a término, que están aterradas con la idea de tener que ir al hospital a dar a luz durante estas semanas de pandemia, con la incertidumbre acumulada.

Una buena solución a medio y largo plazo sería la creación de una red estatal y pública de casas de parto. Alemania comenzó a hacerlo en el año 1975, y a día de hoy, tenemos todos los conocimientos para implantar este modelo exitoso en España. El modelo de casas de partos funciona en Alemania, Holanda y otros países europeos, como edificios o espacios muy cercanos a un hospital, pero fuera de las instalaciones del mismo, para la atención al parto de mujeres embarazadas de bajo riesgo, ya que son la gran mayoría. De modo que, en casos de pandemia, estos centros pueden continuar su atención al parto con más normalidad de lo que durante esta crisis están viviendo las miles de parturientas en España.

Pero a corto plazo, de cara a encontrar soluciones inmediatas, las arquitectas proponen, desde su conocimiento de los espacios hospitalarios para maternidades, las siguientes medidas, tomando como ejemplo la ciudad de Madrid.

Cumpliendo estos condicionantes por parte de la infraestructura, aumentaría mucho la seguridad para las mujeres y sus bebés.

Madrid cuenta ahora mismo con más de 40 maternidades, entre hospitales privados, públicos y públicos de gestión privada. Proponemos concentrar la atención al parto y nacimiento en algunos de ellos, no en todos.

I. Detección de maternidades aptas para la crisis

De cara a detectar las maternidades más aptas para esta crisis, el primer criterio es la identificación de todos los hospitales monográficos, los que se dedican solo a la especialidad de Ginecología y Obstetricia. En Madrid hay varios en funcionamiento, pero incluso las hay que cerraron hace tiempo, y se podría evaluar volver a abrirlas.

Las clínicas pequeñas son las más adecuadas ahora, y tras un dimensionamiento del número de partos previsto para los próximos meses, es relativamente sencillo seleccionar en primer lugar todas las clínicas monográficas que pueden funcionar como Maternidad hospitalaria completa e independiente.

De los grandes hospitales o hospitales generales, los que nos interesan en este momento serían los que cuentan con un área obstétrica completa, con la posibilidad de independizarla del resto del hospital.

¿Qué es un área obstétrica completa? La que cumple los siguientes requisitos:

  • Acceso diferenciado desde el exterior, para todo lo referente a maternidad: citas imprescindibles de seguimiento de embarazo, urgencias obstétricas y partos u otros procesos asistenciales.
  • Salas de parto integrales UTPR (Unidad de Trabajo de Parto, Parto y Recuperación) con aseo- ducha propio. Así evitamos al máximo que las parturientas se desplacen durante su estancia por el área.
  • Al menos 1 quirófano obstétrico propio dentro del área.
  • Dos puestos de reanimación postquirúrgica dentro del área, para las madres.
  • Dos puestos de reanimación neonatal dentro del área.
  • 1-3 estancias flexibles más para poder reaccionar a un aumento de demanda (puede ser la adaptación de alguna consulta, etc.)
  • Espacios que puedan funcionar de aislamiento para madre-bebé, mientras se están realizando los tests, en caso de sospecha de infección.

El objetivo es tener un área maternal completa y poder aislarla del resto del hospital, para que no se mezclen circulaciones.

Para poder seguir leyendo este artículo de Parra-Müller Arquitectura de maternidades sobre las consecuencias y soluciones arquitectónicas del coronavirus en las maternidades hospitalarias y poder descargar el documento completo en PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment