ArquitecturaArtículosArtículos destacadosDiseño y ReflexiónHabitaciones de hospitalizaciónUnidades Hospitalización

Fecha: Octubre 2019
Idioma: Castellano
Procedencia: Pinearq
Web: ver aquí
Autor: Carla Romagosa, arquitecta y BIM Manager en Pinearq

Desde inicios del siglo XIX, los edificios hospitalarios han formado parte imprescindible de nuestras ciudades, y desde el siglo pasado se aprecia un avance constante en la forma arquitectónica que toman estas edificaciones, debido tanto a la rápida evolución en la medicina y como al persistente desarrollo de la construcción. Se ha pasado por geometrías tan diversas como el sistema claustral, los pabellones o los bloques lineales para producir estos edificios.

En los hospitales contemporáneos, aunque la superficie de hospitalización se ve reducida en relación a los hospitales clásicos, la hospitalización es uno de los servicios más importantes. Actualmente, esta unidad se divide según la gravedad de los pacientes. Pero, ¿cómo debe ser una habitación de hospitalización?

La habitación hospitalaria es el elemento unitario que, en conjunto, forma y define una hospitalización. La forma de los hospitales es definida, entonces, por las habitaciones y las zonas de hospitalización. Es fundamental, en estos espacios, la proporción entre la parte técnica y la pública, el espacio de trabajo y la zona de pacientes. Este esquema se puede extrapolar a la unidad: la habitación.

Generalmente, en los hospitales contemporáneos la habitación se subdivide en dos franjas: por un lado, la de acceso que acoge un espacio para enfermeros y el baño, que corresponde a la zona técnica; por otro lado, la otra franja es la zona de pacientes, más amplia y adecuada al perfil del paciente que va a utilizar la habitación (por ejemplo, el espacio se prepara para que los niños puedan jugar al lado de la ventana o se puede acondicionar una zona de estar más privada para familiares).

La estructura de los pabellones hospitalarios varía generalmente entre 6,80 y 8 metros, de manera que la estructura pasa a ser un elemento clave en la distribución de las habitaciones. Según el tipo de hospital, la propiedad y la localización, las unidades de hospitalización están compuestas por habitaciones individuales, dobles, triples o cuádruples.

La habitación es la unidad mínima que conforma un hospital y, por lo general, la agrupación de 24 habitaciones conforma una unidad de hospitalización: se considera que es el número adecuado de pacientes para hacer un correcto seguimiento desde el control de enfermería. La agrupación de estas unidades conforma el hospital, dando forma a  la geometría definitiva del edificio. Por este motivo, se considera que la habitación es la pieza clave de un hospital: su agrupación da lugar a diferentes formas arquitectónicas.

Para continuar leyendo este artículo sobre la habitación tipo de Pinearq y poder descargar el documento completo en PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment