CURA: Diseño de código abierto para hospitales de emergencia COVID-19

Proyectos Servicios Hospitalarios Unidad de Cuidados Intensivos Proyectos destacados Documentación técnica COVID-19 Gestión de pandemias CURA: Diseño de código abierto para hospitales de emergencia COVID-19

Fecha: Marzo 2020
Idioma: Castellano
Procedencia: Carlo Ratti Associati
Web: ver aquí

CURA (Unidades conectadas para enfermedades respiratorias) tiene como objetivo convertir los contenedores de envío en Unidades de Cuidados Intensivos conectables entre si para la pandemia COVID-19. Las unidades podrían ser tan rápidas para montar como una carpa de hospital, pero también tan seguras como una sala de aislamiento, gracias a la biocontención con presión negativa. La primera unidad, cuyo diseño de código abierto ha sido iniciado por un grupo de trabajo internacional de arquitectos, ingenieros, médicos, expertos militares y ONG y está abierto a nuevas contribuciones - actualmente se está construyendo en Milán, Italia, con el patrocinio de UniCredit. Para más información o colaborar en el proyecto haz click aquí.

En medio de la pandemia de COVID-19, un grupo de trabajo internacional de diseñadores, ingenieros, profesionales médicos y expertos militares se han unido para trabajar en CURA, un proyecto de código abierto destinado a la creación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). El primer prototipo de CURA, cuyo nombre significa Unidades conectadas para respiración Dolencias (y también "cura" en latín), actualmente se está construyendo en Milán, Italia, con el patrocinio del banco europeo UniCredit. Utiliza contenedores de envío reutilizados para crear vainas de biocontención conectables entre si que pueden ser rápidamente desplegados en ciudades de todo el mundo, respondiendo rápidamente a la escasez de espacio en la UCI en los hospitales y la propagación de la enfermedad.

CURA es una cápsula compacta de cuidados intensivos para pacientes con infecciones respiratorias, alojada en un espacio intermodal de 20 pies, un contenedor con biocontención (gracias a la presión negativa). Cada unidad funciona de forma autónoma y puede enviarse a cualquier sitio. Las cápsulas individuales están conectadas por una estructura inflable para crear múltiples configuraciones modulares (desde 4 camas a más de 40), que se pueden implementar en solo unas pocas horas. Algunas cápsulas se pueden colocar cerca de un hospital (por ejemplo, en estacionamientos) para ampliar la capacidad de la UCI, mientras que otros podrían usarse para crear hospitales de campaña independientes de diferentes tamaños.

CURA tiene como objetivo mejorar la eficiencia de las soluciones existentes en el diseño de hospitales de campaña, adaptándolas a la pandemia actual. En las últimas semanas, los hospitales en los países más afectados por COVID-19, desde China hasta Italia, España a los Estados Unidos han estado luchando para aumentar su capacidad en la UCI para así poder admitir un número creciente de pacientes con enfermedades respiratorias severas, que precisan de respiradores. Cualquiera que sea la evolución de esta pandemia, se espera que se necesitarán más UCIs a nivel internacional en los próximos meses.

La respuesta a la emergencia en China e Italia hasta ahora ha sido establecer hospitales de emergencia improvisados ​​como carpas, o construir nuevas salas prefabricadas con biocontención. Las desventajas son el tiempo de construcción para la última opción, y el en el primero la exposiciones de los profesionales médicos a un mayor riesgo de contaminación, lo que supone una alta tensión en los procesos sanitarios sobre todo en un largo periodo de tiempo. Aprendiendo de ambas soluciones, CURA se esfuerza por ser tan rápido de montar como carpa hospitalaria, pero tan seguro como la sala de aislamiento de un hospital para trabajar, gracias a la biocontención (un extractor que crea presión negativa en interiores, cumpliendo con los estándares de las salas de aislamiento de infecciones por aire (AIIR)). Lo que sigue con las normas para los hospitales COVID-19 emitidas por las autoridades chinas, mientras que a su vez acelera la ejecución.

Cada cápsula CURA contendría todo el equipo médico necesario para dos pacientes de cuidados intensivos COVID-19: incluyendo respiradores y soportes de fluidos intravenosos. Todas las unidades se pueden conectar por un pasillo inflable. La primera cápsula CURA se está construyendo para la prueba en un hospital de Milán, Italia.

Las capsulas CURA se conciben como una solución lista para usar. Los contenedores de envió se pueden transportar fácilmente desde diferentes transportes, desde barcos hasta camiones, además son elementos reutilizables en todas las partes del mundo, adaptándose a las necesidades y capacidad de la infraestructura sanitaria del lugar.

CURA se desarrolla en un marco de código abierto, sin fines de lucro y solicita sugerencias y mejoras. Los contribuyentes hasta la fecha se enumerarán a continuación por orden cronológico. Para más información o colaborar en el proyecto podéis acceder al siguiente enlace.

Créditos
Lista de personas y organizaciones que han contribuido hasta el momento a CURA (en orden cronológico): CRA-Carlo Ratti Associati con Italo Rota (Diseño e Innovación), Humanitas Research Hospital (Medical Ingeniería), Policlinico di Milano (Consultoría médica), Jacobs (Alberto Riva - Planificación maestra, diseño, servicios de apoyo logístico y de construcción), estudio FM milano (identidad visual y diseño gráfico), Squint / opera (Medios digitales), Alex Neame del Equipo Rubicon UK (Logística), Ivan Pavanello de Projema (Ingeniería MEP), Dr. Maurizio Lanfranco de Ospedale Cottolengo (Consultoría médica).

Con el apoyo del Foro Económico Mundial: Plataforma de Acción COVID-19 y Ciudades, Infraestructura y Urbanismo Plataforma de servicios.

Galería de imágenes:

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.