Equipamiento MédicoNoticiasTecnología


Hoy es el Día Internacional contra el Cáncer de Mama. En este sentido, el Hospital de Mérida tiene mucho que decir, pues actualmente un equipo médico del centro trabaja para desarrollar una técnica de localización magnética del ganglio centinela. Un método que no utiliza el isótopo radiactivo, sino una sustancia que lleva hierro. Por magnetismo, por una sonda, se localiza el ganglio.

 

El ginecólogo y miembro de este equipo multidisciplinar, Francisco Blanco, indica a este diario que, hasta ahora, se tenían que mandar las pacientes a Badajoz, a Medicina Nuclear, para que le inyectaran el isótopo radiactivo y poder localizar el ganglio. Ahora ya no. «El único sitio donde se ha probado esta técnica es en este hospital, aunque estamos todavía en fase de evaluación. Pero ya la hemos utilizado con pacientes y con buenos resultados».

 

Además de Blanco, conforman este equipo, entre otros profesionales, la radióloga María Cárdenas, Fuensanta Aranda, jefa de sección de Oncología Médica y José Moreno, de Anatomía Patológica.

 

Las ventajas que tiene, según explica, es que no utiliza ningún tipo de sustancia radiactiva, además de resultar más barato para la sanidad. Y una fundamental para la paciente de Mérida: que esta no se tiene que desplazar a Badajoz para que le inyecten el isótopo radiactivo. «Los estudios comparativos que se han hecho concluyen que los resultados de este nuevo método por detección magnética son iguales o incluso mejores que los de la otra técnica».


Sus ventajas son que no usa sustancia radiactiva, que es más barata y no obliga a la paciente a desplazarse a Badajoz a Medicina Nuclear

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment