ArtículosArtículos destacadosIOT Internet de las cosasTecnología

Fecha: Noviembre 2019
Idioma: Castellano
Procedencia: Hospital Clínic de Barcelona
Web: ver aquí
Autores: Gerard Trias Gumbau y Manuel Sanz, Dirección de Infraestructuras e Ingenieria Biomédica del Hospital Clínic de Barcelona

El pasado mes de febrero, en el marco de la feria Mobile World Congress 2019, se desarrolló en Barcelona la primera intervención quirúrgica teleasistida mediante tecnología 5G a nivel mundial.

Un equipo de cirujanos situados en un quirófano del Hospital Clínic operó a un paciente mediante las indicaciones del Dr. Lacy, que guiaba la intervención en streaming y en tiempo real desde el auditorio principal de la Fira de Barcelona.

La intervención era una de las experiencias piloto desarrolladas en el marco de la feria más importante del ámbito de las tecnologías móviles. El proyecto lo impulsó 5G Barcelona, una iniciativa que aglutina el Mobile World Capital Barcelona y distintas administraciones e instituciones catalanas, y tiene como objetivo generar un hub de referencia global en conectividad 5G.

La experiencia piloto desarrollada en el hospital, llamada Cirujano remoto, fue posible por la implicación y colaboración entre la plataforma online de formación en cirugía AIS Channel (Advances In Surgery Channel), Vodafone y el propio Hospital Clínic.

La tecnología 5G y sus ventajas en el ámbito de la salud
Desde los años 1980, cada década ha supuesto un cambio tecnológico en el ámbito de las telecomunicaciones y las tecnologías móviles. Precisamente, en los años 1980 nació la primera generación de tecnologías móviles (1G) con unos teléfonos grandes y pesados que funcionaban con tecnología analógica. Durante los años 1990, las tecnologías evolucionaron hacia el mundo digital, y los teléfonos –más pequeños y manejables- permitían enviar mensajes de texto (SMS) y contaban con una mayor capacidad de envío de datos. Es lo que se denominó segunda generación de telefonía móvil (2G), que dejó pasó a la tercera generación durante los años 2000. El 3G permitió que los teléfonos fotografiarán y registrarán vídeos además de compartirlos. Los teléfonos también se convertían en pequeños ordenadores que navegaban por internet y contenían algunas aplicaciones como el correo electrónico. Del 3G pasamos al 4G, que es la tecnología actual. La cuarta generación de teléfonos aumentó la velocidad de forma notoria y nos ha permitido, por ejemplo, realizar videoconferencias o la alta definición de vídeos e imágenes.

Como vemos, en las últimas décadas las tecnologías móviles han realizado saltos cualitativos de mucha relevancia, y en los últimos años se ha empezado a ensayar la quinta generación o 5G que se empezará a desplegar a lo largo del próximo año. La tecnología 5G será capaz de multiplicar hasta por 1.000 la velocidad de la red actual de 4G con velocidades que alcanzarán los de 1,10 gigabits por segundo.

La latencia, que es el tiempo que transcurre para que nuestro cuerpo de una respuesta a un estímulo, es otro de los aspectos que mejorará y será prácticamente instantánea con la tecnología 5G. En esta tecnología hablamos de una latencia menor a 1 ms, muy por debajo de los 13 ms en los que el ojo procesa una imagen, muy por debajo de los 100 ms, que se considera ya velocidad de tiempo real.

Además, la tecnología 5G proporcionará multiplicidad de conexiones, hasta alcanzar un millón por km2.

Esta tecnología tendrá un gran impacto en muchos campos, ya que será la infraestructura que permitirá un avance sustantivo del Internet de las cosas (IoT) a gran escala y en multitud de campos como las smart cities, los vehículos autónomos y conectados, o multitud de servicios remotos de e-health.

En el campo de la salud y en los centros hospitalarios, las posibilidades de esta tecnología sólo se empiezan a intuir, pero las experiencias todavía son pocas. Para poder avanzar todavía es necesario el despliegue de una extensa red de infraestructuras en nuestras ciudades y en todo el territorio, que requiere de una fuerte inversión.

En todo caso, la tecnología 5G podría transformar la prestación de servicios de salud, y convertir la teleasistencia en una herramienta más poderosa que en la actualidad.

La teleasistencia será decisiva en el campo de la formación médica, ya que permitirá ampliar el acceso al conocimiento de los mejores especialistas del mundo. Esto es especialmente relevante cuando sabemos que actualmente hay más de 100 millones de cirugías que no se realizan en el mundo por falta de conocimientos médicos especializados. Incluso, con la tecnología 5G los cirujanos podrán llegar a operar a distancia con la ayuda de la cirugía robótica.

El cirujano remoto y la tecnología 5G
La tecnología 5G puede aportar muchas innovaciones y mejoras en el futuro del ámbito sanitario. Desde nuestra institución hemos realizado la experiencia piloto que desarrollamos en este artículo, lo que nos ha permitido dotarnos de una infraestructura 5G en algunos espacios del hospital.

Para poder seguir leyendo este artículo sobre el cirujano remoto y la tecnología 5G y poder descargar el documento completo en PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment