Equipamiento MédicoNoticiasTecnología


Los ingenieros clínicos e integrantes de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (Seeic) han reivindicado su competencia para decidir qué material de esta índole precisa un hospital tanto desde el punto de vista de su calidad como de su rendimiento y eficiencia. Por lo general –han denunciado– son decisiones “políticas” encaminadas sólo al ahorro de costes las que condicionan esta clase de compras en los centros, en lugar de hacerlo la reflexión cualificada del ingeniero.

 

“Un paciente puede llegar a ejercer presión para recibir una segunda opinión médica, pero raramente presiona para que se le prescriba el uso de una determinada tecnología alternativa a la que se le ofrece”, ha señalado Jesús Lucinio Manzanares, presidente de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (Seeic), a raíz de las últimas informaciones sobre la existencia de tecnologías sanitarias más efectivas en otros países como tratamientos alternativos.

 

“En la actualidad –continúa–, a pesar de estos casos aislados, el conformismo de la población ha ido en aumento”.

 

Desde la Seeic han achacado el conformismo a la desinformación existente en este sentido. Así, y a pesar de que el paciente debería estar informado sobre el tipo de tecnología que se le va a aplicar y las diferentes opciones existentes, la información que se le ofrece en la actualidad es casi nula.


Atribuyen a decisiones políticas la falta de inversión en mejores materiales

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment